Rivera pide formalmente por carta a Sánchez una reunión para hablar del 155

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha enviado este miércoles una carta al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, para solicitarle formalmente una reunión para abordar la aplicación inmediata del artículo 155 de la Constitución en Cataluña. Durante el pleno de este miércoles en el Congreso y coincidiendo con la Diada, Rivera pidió por dos veces esa reunión a Sánchez: primero en el debate sobre los últimos consejos de la UE y la situación del Brexit y después en la pregunta que formuló al jefe del Ejecutivo en la sesión de control.

El líder de Ciudadanos ha urgido a Sánchez a que active el procedimiento para aplicar el 155 en Cataluña con el primer paso de requerir al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que acate la Constitución y la decisiones de la Justicia: “Es su obligación como presidente”. Ante el “desacato” anunciado por Torra ante la próxima sentencia del Tribunal supremo sobre los presos independentistas, Rivera ha reclamado a Sánchez que “por lo menos” le exija el cumplimiento de la carta magna y que se retracte de su intención de no asumirla.

Lo cierto es que más allá de declaraciones amenazantes e incendiarias sobre una eventual ‘desobediencia civil’ para hacer frente a la ‘represión’ que, según los independentistas catalanes, ejerce el Estado español contra ellos, no hay ningún hecho objetivo que justifique la aplicación de un instrumento excepcional, pensado para situaciones excepcionales. Eso es lo que sí se dio en el otoño de 2017, cuando los líderes del ‘procés’ que están pendientes de sentencia judicial celebraron un referéndum ilegal y declararon unilateralmente la independencia. Ambos acontecimientos vulneraban claramente la ley y la Constitución, lo que no puede decirse de declaraciones o manifestaciones públicas que pertenecen al ámbito de la libertad de expresión.

Todo lo anterior es lo que esgrime el Gobierno del PSOE para ni siquiera tomar en consideración la posibilidad de reactivar el artículo 155, por lo que la petición de Rivera tiene nulas posibilidades de prosperar.