Casado compara a Sánchez con Boris Johnson: “España no merece un presidente como usted”

El líder popular acusa a Sánchez de "utilizar la Cámara como parte de una tramoya" con la que va "buscando escenarios" para su "pretendida, deseada pero oculta campaña electoral"

El presidente del PP, Pablo Casado, ha recalcado este miércoles que España “no merece nuevas elecciones” generales, pero tampoco un presidente del Gobierno como el actual jefe del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez. Dicho esto, ha comparado al líder socialista con el primer ministro británico, Boris Johnson.

“Usted empieza a recordar al señor Johnson. Él retuerce la ley para cerrar el Parlamento. Usted retuerce el reglamento para no rendir cuentas ante él”, ha afirmado Casado en su intervención en el Pleno del Congreso relativo a las últimas cumbres europeas.

Así, Casado ha acusado a Sánchez de “utilizar la Cámara como parte de una tramoya” con la que va “buscando escenarios” para su “pretendida, deseada pero oculta campaña electoral ya iniciada hace meses”.

Pide a Sánchez que defienda a España frente a Torra

El líder popular ha pedido a Sánchez, que haga como los 148 parlamentarios del PP que en una tribuna en el diario francés Le Monde han defendido la democracia española, y que lo haga ante “una persona” como Quim Torra que “llama a la rebelión” ante la futura sentencia del Tribunal Supremo.

Los parlamentarios del PP han publicado este miércoles un artículo en el citado diario para responder a los homólogos franceses que, hace unos días, cuestionaron el funcionamiento del Estado de derecho en la respuesta al conflicto con el independentismo catalán.

Casado se ha referido a esta tribuna para exigir a Sánchez que haga lo mismo y defienda a España, más en un día como este miércoles, 11 de septiembre, la Diada.

Sobre todo, según ha comentado, cuando este martes, en una declaración institucional, el presidente de la Generalitat abogó por “segar cadenas” y construir el país catalán. “¿Le parece esta persona homologable para negociar diputaciones, ayuntamientos o su investidura?, ¿una persona que llama a la rebelión?”, ha preguntado Casado a Sánchez.

Según sus palabras, el máximo responsable del Govern pretende ir formando con la Diada “un termómetro” que mida la respuesta social que podría tener la sentencia del Tribunal Supremo sobre el “procés”, prevista para próximas fechas.

Nuevamente ha preguntado al presidente en funciones qué hará si “la sentencia dice que hubo rebelión”, y en consecuencia, los acusados -entre ellos el exvicepresidente Oriol Junqueras y líder de ERC- son condenados. “¿Usted les va a indultar?”, ha insistido.

El presidente del PP ha considerado que desde Barcelona es de donde viene “la desinformación”, o directamente “fake news”, y por esta razón ha pedido al Gobierno liderado por Sánchez que actúe y, entre otras medidas, cierre el Diplocat, algo que el Ejecutivo, según sus palabras, no hace porque “no sabe cómo o no puede” por las negociaciones que cree tiene abiertas el PSOE.

Otro asunto del que ha hablado durante su alocución en el Congreso ha sido la Presidencia de Navarra, en manos del PSN gracias, entre otros, a la abstención de Bildu. “No vale todo para ocupar el poder”, ha dicho.

Durante su intervención, el líder de los populares ha desgranado algunas de las cuestiones que ocuparon la agenda de las cumbres europeas de los pasados junio y julio.

Entre ellos, los acuerdos para la renovación institucional de los principales organismos europeos, en lo que Sánchez tuvo que conformarse con ser “convidado de piedra” entre la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de la República francesa, Emmanuel Macron.

A diferencia del grupo socialista europeo, que manifestó sus reticencias a la designación de Miguel Arias Cañete como comisario europeo, el PP apoyará a Josep Borrell para que sea el futuro alto representante de la Política Exterior de la UE, incluso cuando en el examen previo al que deba someterse se trate su relación con Abengoa.

Casado, sin embargo, ha hecho hincapié en denunciar una omisión de las anteriores cumbres, a su juicio: sobre Venezuela. Ha instado al presidente en funciones a que sobre la situación del país iberoamericano tenga “una voz audible” en Europa y a que adopte medidas, como por ejemplo la cancelación de las cuentas y los activos que “los gerifaltes venezolanos” tengan en España.