Los equipos de artística y rítmica acuden a los Mundiales esperanzados para conseguir sus billetes olímpicos

La Real Federación Español de Gimnasia (RFEG) presentó este martes los equipos con los que competirá en los próximos Mundiales de Stuttgart (Artística) y Baku (Rítmica), dos citas claves donde se repartirán gran parte de los soñados billetes olímpicos para competir en Tokio y donde España aspira a lograrlo en las modalidades por equipos.

Por orden cronológico, los primeros en disputarse serán los de rítmica, que se celebrarán del 16 al 22 de septiembre y donde el conjunto español, actual subcampeón olímpico y con un equipo totalmente renovado, intentará coger uno de los cinco billetes que se reparten, sin contar a Rusia, Italia, Bulgaria y Japón que ya lo tienen.

Mientras, los de artística serán en octubre (4-13) y el equipo lo tiene algo más sencillo ya que debe quedar entre los doce mejores, sin contar, en chicos, a China, Rusia y Japón que ya consiguieron su plaza en el pasado Campeonato del Mundo donde España finalizó undécima en chicos, y sin contar, en chicas, a Estados Unidos, Rusia y China, que se clasificaron el año pasado con el equipo nacional finalizando decimoctavo.

El equipo femenino de artística, que no estuvo en Rio 2016, estará formado por Ana Pérez, Roxana Popa, Cintia Rodríguez, Emma Fernández, Alba Petisco, Carla Font, Marina González y Alba Asencio, dirigidas por la seleccionadora Lucía Guisado, que estará acompañada por Eva Rueda, Almudena San José y Pedro Mir.

“Es un equipo luchador, ‘guerrero’ y que está con muchas ganas, va a darlo todo”, apuntó Lucía Guisado durante la presentación celebrada en el Museo Arqueológico de Madrid. “Estamos entrenando mucho y estamos con mucha ilusión, esperamos que tenga recompensa”, señaló Ana Pérez.

En la categoría masculina, que tampoco se clasificó para la última cita olímpica, competirán Néstor Abad, Joel Plata, Thierno Boubacar, Ray Zapata, Adriá Vera, Nicolau Mir y Alberto Tallón, bajo la dirección de Fernando Siscar, que estará ayudado por Benjamín Bango e Isaac Botella. “Son jóvenes con experiencia, están totalmente ‘enchufados’ y cada uno sabe lo que tiene que hacer”, admitió el seleccionador.

“Está siendo bastante duro y hay mucha tensión porque es algo muy importante lo que tenemos en nuestras manos, pero estamos trabajando muy bien todos y esperamos conseguir el objetivo”, añadió por su parte Zapata, la mejor baza a nivel individual en la modalidad de suelo.

Por su parte, Alba Polo, Clara Esquerdo, Ana Gayán, Emma Reyes, Victoria Cuadrillero y Sara Salarrullana buscarán la clasificación olímpica por equipos en la modalidad de rítmica. “Son brillantes, van a luchar y se puede conseguir la meta”, indicó la seleccionadora nacional Ana Baranova.

Una de sus ayudantes, Sara Bayón, recalcó que lo “importante es que su trabajo del día a día vaya bien”. “Han ido mejorando y cogiendo confianza en las Copas del Mundo y eso es muy importante. Durante la preparación aumenta la confianza y las ganas porque ven que están más cerca del objetivo y también sin más maduras y eso se nota en el tapiz”, afirmó, destacando la importancia de la “preparación de la mente” de unas deportistas muy jóvenes “para darlas esa seguridad y confianza”.

Además, Polina Berezina, Natalia García, María Añó y Noa Ros intentarán conseguir los billetes a nivel individual. “Estoy muy motivada, con ganas de luchar y de demostrar mi trabajo. Espero que vaya todo genial porque estamos muy preparadas para conseguir nuestro objetivo”, confesó Berezina, que hará junto a Añó el concurso completo, mientras que Ros hará el ejercicio de mazas y García el de cinta.

Alejandra Quereda, medalla de plata en Río de Janeiro con el conjunto, afronta también ilusionada su primer Mundial en su “nueva faceta” de seleccionadora y con “muchas ganas de enseñar el trabajo”. “Es diferente y siempre se echa de menos estar en el tapiz, pero intento disfrutar de cada momento”, reconoció.