Torra avisa a Sánchez de que no apoyará la investidura si su ‘no’ al referéndum es definitivo

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Joaquím Torra, ha adelantado hoy que su partido no otorgará la confianza a Pedro Sánchez para la investidura después de la propuesta que ha realizado el presidente del Gobierno en funciones, que ha calificado de "decepción". En esta propuesta, el único punto dedicado a Cataluña rechazaba expresamente la posibilidad de realizar un referéndum de independencia en esta comunidad autónoma. Durante su intervención en los Desayunos Informativos de Europa Press, el jefe del Ejecutivo catalán se ha referido a las 370 propuestas que presentó Pedro Sánchez el martes para negociar los apoyos a su investidura.

Según el presidente catalán, con esa propuesta no se ha avanzado nada en relación a su comunidad autónoma. “Retrocedemos”, ha exclamado al tiempo que calificaba de “pura retórica” las propuestas que, ha dicho, “blindan la autonomía sin permitir ningún avance”. “Parte de una premisa falsa e irresponsable, que en Cataluña no existe problema de convivencia sino democracia y respeto a los derechos humanos”, ha exclamado antes de calificar la propuesta del PSOE de “decepción”. En este sentido, ha recalcado que se trata de un “menosprecio absoluto a Junts” y ha adelantado que “si esta es la posición definitiva del PSOE” no podrán otorgarle su confianza para la investidura.

Torra, por otra parte, ha advertido de que si la sentencia del Tribunal Supremo no es la absolución de los políticos presos por el proceso independentista se deberá “trazar en firme el camino hasta alcanzar la independencia”. “Ya no esperamos ninguna propuesta de encaje en España, solo democracia, toda la democracia”, ha dicho el dirigente catalán. Ha explicado que el catalanismo se convirtió en independentismo tras la sentencia del Constitucional que rechazó parte del Estatuto de Autonomía catalán. Aquella sentencia, ha dicho, “enterró el pacto constitucional” y la del Tribunal Supremo sobre el proceso independentista abrirá “una nueva etapa”. Si no es absolutoria, una etapa hacia el independentismo.

El acto en Madrid tiene lugar dos días después del viaje de Torra a Bruselas, donde se ha reunido con Carles Puigdemont y otros electos de JxCat en el Parlament, Congreso y Senado. También llega seis días antes de que se celebre la Diada del 11 de septiembre, una jornada que el Govern quiere que simbolice la “primera respuesta” a la sentencia del 1-O.

 

RELACIONADO