La familia de Blanca: "Estamos esperanzados en encontrarla, aunque sea accidentada"

Los familiares confirman que no hay "indicios nuevos" sobre su paradero y siguen barajando que todo ha sido "un accidente"

La Policía, la Guardia Civil, los organismos de emergencias y voluntarios han reanudado este lunes por la mañana la búsqueda de Blanca Fernández Ochoa, desaparecida el 23 de agosto y cuyo coche fue localizado este domingo en la zona de Cercedilla (Madrid).

Más de 150 voluntarios se han acercado al madrileño valle de la Fuenfría y esperan instrucciones del operativo policial para ayudar en la búsqueda de Blanca; se dividirán en grupos de diez y cada uno de ellos será guiado por un guardia civil, policía nacional o guarda forestal. El lugar desde donde partirán, el aparcamiento para senderistas de Las Dehesas, donde este domingo se encontró el coche de la esquiadora, se encuentra a 1.300 metros de altura y la previsión es alcanzar los 1.700 metros, ha añadido Pérez.

Adrián Federighi, cuñado de Blanca Fernández Ochoa, desparecida desde el pasado 23 de agosto, ha reconocido este lunes que "cada día que pasa la familia está más preocupada", después de que en la jornada de este domingo se hayan peinado "muchas zonas" de la sierra cercana a Cercedilla y no se haya encontrado "ni un indicio de dónde está Blanca".

A su llegada al aparcamiento donde se celebra la reunión de coordinación para la búsqueda, Federighi, portavoz de la familia, ha añadido que están "esperanzados" en que este lunes se encuentre alguna pista, dado que "hay muchos voluntarios para caminar el monte".

"Desgraciadamente no hay ninguna novedad en la investigación", ha destacado Federeghi, que ha apuntado a un "accidente" como probable causa de la desaparición, y ha subrayado: "No hay ninguna razón para pensar otra cosa".

En ese sentido, y respecto a las imágenes en las que se puede ver a la deportista comprando en un supermercado el sábado 24 de agosto, ha señalado que "si se va a hacer senderismo se va con víveres, lo que demuestra que Blanca no salió de forma improvisada, sino preparada".

Por su parte, Dolores Fernández Ochoa, hermana de Blanca, ha señalado en declaraciones a la prensa que la familia tiene esperanza de hallar a su hermana, "aunque sea accidentada". Antes de participar en la búsqueda de la exesquiadora ha añadido que en los últimos meses su hermana "estaba fenomenal".

También ha agradecido, por otro lado, la colaboración de voluntarios, amigos y familia que este lunes se han incorporado a la búsqueda de la medallista olímpica. "Estamos con mucho ánimo, de ver a tanta gente preocupada, y emocionados con las muestras de cariño que ha mostrado el pueblo de Cercedilla, familiares, los amigos...", ha añadido su hermana.

Olivia, la hija de Blanca Fernández Ochoa denunció su desaparición el pasado 24 de agosto al advertir que había dejado el móvil en casa después de decir que se iba al norte a hacer senderismo unos días.

Su coche fue hallado este domingo en el aparcamiento de Las Dehesas, donde se ha instalado un dispositivo con dos carpas para coordinar las labores de búsqueda, dirigidos por la Policía Nacional.