El PNV reclama a Sánchez una negociación seria porque "no se puede hacer tan mal"

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha reclamado al presidente del Gobierno central en funciones, Pedro Sánchez, una negociación "seria, discreta y respetuosa" porque "no se pueden hacer tan mal las cosas" si pretende el "sí" del PNV en la investidura y ha asegurado que su partido no planteará "condiciones imposibles". Además, ha afirmado que todavía no ha recibido la llamada del líder del PSOE para cerrar una reunión, a la que acudirá pero cree que "todo eso es poco serio y se parece más a un trágala". También ha criticado a la izquierda abertzale, de la que ha dicho que es "la de siempre", la de "los años de plomo".

Ortuzar ha hecho esta reflexión en Zarautz, donde el PNV ha celebrado como cada año el mitin que da inicio al nuevo curso político, en el que también ha participado el presidente del GBB del PNV, Joseba Egibar.

En su intervención, ha aludido a lo que se denomina "nueva política" y que, a su juicio, es "un desastre", con "globos sonda, anuncios de cosas que luego no sucedían, declaraciones altisonantes y llamadas a una responsabilidad que no la tiene el que se la pide a los demás".

Tras advertir de que no le gusta esa forma de hacer política que "siempre da malos resultados", ha puesto como ejemplo el "sainete" en el que, a su juicio, se está convirtiendo la investidura de Pedro Sánchez. "Este año no he tenido canción del verano: he tenido la pregunta del verano. "¿Qué?, ¿ya te ha llamado Sánchez?". Me la habéis hecho cientos de vosotros, muchos con sorna. Desde el 2 de agosto que dijeron que nos iban a llamar...hasta hoy. Ni una llamada. Eso sí, todos los días me enteraba por los periódicos de que iba a venir a Sabin Etxea, que iba a ser el día 19 primero, luego antes del G-7, después del G-7, que si la primera semana de septiembre. Todos los días una noticia que el rápido paso del tiempo la hacía falsa. Y el teléfono, sin sonar", ha indicado.

Ortuzar ha afirmado que es una "curiosa" manera de entablar una negociación "que nos lleve a votar 'sí' en la investidura". El líder jeltzale aludía a que este jueves se enteraban también por los medios de comunicación de que la nueva fecha es el próximo miércoles y que les presentarán un paquete de 300 medidas que se conocerán públicamente un día antes.

El presidente del EBB ha asegurado que, si llaman, acudirán a la reunión, pero ha insistido en que les parece "poco serio". "¿No sería mejor que, antes de presentar nada públicamente, nos preguntaran a los que tenemos que darles el 'sí', qué es lo que pensamos y qué tipo de acuerdos nos gustarían para hacer posible la investidura?", se ha preguntado. Ortuzar ha asegurado que esa siempre ha sido la manera de negociar y esto "se parece más a un trágala: te guste o no te guste, te lo comes con patatas y, si no, tú tendrás la culpa de que haya que ir a nuevas elecciones". "Ese parece ser el juego: o aceptas mis condiciones o eres el malo de la película. Las cosas no se hacen así", ha advertido.

Por ello, ha pedido a Pedro Sánchez una "negociación seria, discreta y respetuosa con el de enfrente" porque, si finalmente sale adelante la investidura, vendrán "muchas cosas más, que exigirán mayorías suficientes todas las semanas". "Y esas mayorías solo pueden salir de donde pueden salir, salvo que alguien esté pensando en sacar la investidura ahora con fórceps y luego gobernar, a lo mejor, con el apoyo más o menos explícito de Ciudadanos", ha indicado Ortuzar, que ha calificado de "curiosa la afonía" de Albert Rivera e Inés Arrimadas, que han "desaparecido por completo" este verano, aunque "se agradece el silencio".

"No queremos ser malpensados, pero las cosas no se pueden hacer tan mal. Nosotros no vamos a poner condiciones imposibles, y pedimos a los demás que tampoco las pongan. Esto no es una pelea de gallos, a ver quién pica la cresta del otro", ha apuntado.

Ortuzar ha destacado que se trata de una negociación para "dar viabilidad" a una opción de Gobierno que, luego, "sea capaz de sacar adelante políticas y cambios legislativos en un montón de materias pendientes".

En este sentido, ha aludido a cuestiones socio-económicas y laborales, sobre todo, teniendo en cuenta una posible recesión. "Y mientras Alemania está ya tomando medidas, aquí siguen con sus juegos de tronos", ha añadido. Asimismo, ha señalado que también está pendiente el modelo de Estado y, particularmente, el encaje de Euskadi o de Catalunya.

A ello, ha unido otros temas, como el sistema de pensiones, las ayudas sociales, los planes de igualdad, la inmigración o el cambio climático. Por lo tanto, teniendo en cuenta que "hay muchísimas cosas de las que hablar", cree que cuanto antes "nos sentemos, mejor será".

"Sentarse con voluntad de acuerdo, tomando en consideración las propuestas del otro. Cediendo y transando, como se ha hecho toda la vida para que las negociaciones terminen en acuerdos. Es la única manera y es lo que hay que hacer. Salvo que alguien haya decidido ya que es mejor repetir las elecciones porque, a lo mejor, saca una docena más de diputados", ha agregado.

A su juicio, sería una "irresponsabilidad total" y ha indicado que el PNV no teme a unas nuevas elecciones, pero no las quiere porque, "seguramente, complicarían aún más las cosas de lo que están ahora".

Andoni Ortuzar cree que el PNV es el único partido que "no ha sucumbido a esa nueva manera de hacer política" y, en relación a la situación de Euskadi, ha manifestado que el curso viene "intenso", y ha subrayado que el Gobierno Vasco, con el lehendakari, Iñigo Urkullu, a la cabeza, están trabajando ya en los próximos Presupuestos y también hay sobre la mesa "importantes leyes que negociar y aprobar".

El líder jeltzale ha asegurado que será "una prueba exigente" para el Gobierno y para el PNV, pero también para los grupos de la oposición. "El momento de marear la perdiz ha pasado ya. Ahora toca posicionarse", ha añadido.

En este sentido, ha asegurado que el PNV tiene "la mano tendida" a la oposición para "negociar y llegar a acuerdos en favor del país y de la ciudadanía". "No debemos contagiarnos de las malas artes políticas que tanto criticamos de Madrid. Euskadi puede y debe ser un referente de acuerdos, un ejemplo de que el diálogo y el consenso son la mejor manera de avanzar como pueblo. Hacemos un llamamiento a los partidos a sentarse en torno a una mesa de negociación", ha añadido.

Tras asegurar que vienen tiempos políticos que les van a "poner a prueba" como partido, ha afirmado que también la izquierda abertzale ha caído en esas "malas prácticas" de la política. "No solo porque hace y acepta en Madrid lo que aquí se niega. Es que, además, el mismo día que monta su show particular contra el G-7, Otegi se mostraba partidario de investir a Sánchez con un acuerdo con Podemos. ¡Viva la coherencia! Eso sí, antes y después de esta declaración, nos dio cera de lo lindo a nosotros", ha apuntado.

Ortuzar ha denunciado que la izquierda abertzale les acuse de no querer dar pasos en términos nacionales y que diga que, si el PNV pacta con los socialistas, "lo hacen con los del 155", mientras que, si ellos pactan, sería "una alternativa de izquierdas" totalmente "legítima". "Política líquida la de estos. Más que líquida, gaseosa, porque estos solo venden humo. El cambio que dicen estar haciendo es pura fachada. Intentan vestirse con otros trajes, pero, por debajo, está la izquierda abertzale de siempre, la izquierda abertzale pura y dura, como en los años de plomo", ha criticado.