Baloncesto

España se derrumba en su última prueba antes del Mundial ante Rusia (55-74)

La selección española de baloncesto ha encajado una contundente derrota ante Rusia (55-74) en su último amistoso antes de afrontar el Mundial de China, una prueba final que ha resultado aciaga para el equipo español y que no han disputado dos jugadores importantes como Marc Gasol y Rudy Fernández.

A tan solo tres días de debutar frente a Túnez, Sergio Scariolo disponía de una oportunidad más para afinar piezas en el Olympic Sports Center Ningbó, especialmente para jugadores con menos minutos, ya que Gasol y Rudy no jugaron por precaución, aunque no peligra su participación el sábado. El técnico también quiso proteger a Ricky Rubio, que apenas jugó 13 minutos, y su equipo también lo notó.

La buena actuación interior de Willy Hernangómez (27 puntos y 11 rebotes) fue lo único rescatable de España tras un partido que empezó de forma correcta (21-21). Sin embargo, tras la igualdad en el primer cuarto llegó el derrumbe en los dos siguientes y una derrota dura, la segunda en esta gira de amistosos tras la encajada ante Estados Unidos.

En el segundo cuarto, el equipo español tan solo anotó seis puntos y cuatro de ellos fueron tiros libres. Lejos de reaccionar, la caída continuó tras el descanso con un parcial en contra de 14-27 que encendió las alarmas ante una Rusia inferior a otros campeonatos y que esta vez no figura entre las favoritas para medallas.

España recortó su desventaja en el último cuarto, cuando al fin anotó su primer triple (3/18 en este apartado), pero volvió a dejarse ir en los minutos finales, lastrada por las 18 pérdidas que cometió, y el marcador así lo reflejó al final del tiempo reglamentario con una desventaja de 19 puntos.

Ahora, Scariolo y sus jugadores disponen de unos días para analizar los errores cometidos en su peor partido de la preparación y llegar a punto para el duelo ante la Túnez de Salah Mejri, un rival bastante más asequible para empezar el Mundial con buen pie. El partido se disputará el sábado a las 14.30 (hora española) en la ciudad de Guangzhou.