Sánchez asiste a la cena de líderes de la cumbre del G-7 en Biarritz invitado por Macron

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, fue recibido por el jefe de Estado de Francia, Emmanuel Macron, a su llegada a la cena de gala de la cumbre del G7, a la que ha sido invitado por el anfitrión francés.

Sánchez, acompañado por su esposa, Begoña Gómez, fue saludado efusivamente por el presidente y su mujer, Brigitte Macron, en la entrada del Hotel du Palais de Biarritz (suroeste), donde tendrá lugar el evento.

“Gracias a @EmmanuelMacron y a su esposa por esta acogida y por su invitación. España sigue participando de forma activa en los debates globales frente a retos como el cambio climático, la biodiversidad, la transformación digital o la igualdad”, escribió Sánchez en Twitter tras llegar a la sede de la cumbre.

Sánchez aterrizó en el aeropuerto de Biarritz poco después de las 19.00 hora local (17.00 GMT) y se dirigió al Hotel du Palais, adonde llegó antes que el anfitrión de la cumbre, quien lo saludó ya en el interior del recinto.

El presidente del Gobierno español mantuvo un aparte con el primer ministro británico, Boris Johnson, en su primer cara a cara desde que éste asumió el Gobierno en Reino Unido, así como con el nuevo presidente del Banco Mundial, David Malpass.

Sánchez ha sido invitado personalmente a la cena de líderes de la cumbre por Macron, aunque España no es miembro del G-7.

“Se trata de un reconocimiento a la participación activa y creciente influencia de España y del presidente en los grandes debates globales”, según dijeron fuentes de Moncloa.