El Papa reza para que el incendio de la Amazonia sea controlado “lo más rápido posible”

El Papa Francisco manifestó este domingo que la Amazoniía es "un pulmón forestal vital" para el planeta y pidió que los incendios que afectan a la zona "sean controlados lo antes posible".

“Estamos todos preocupados por los vastos incendios que se han producido en la Amazonia. Recemos para que, con el esfuerzo de todos, sean controlados lo antes posible. Ese pulmón forestal es vital para nuestro planeta”, dijo desde la ventana del palacio apostólico del Vaticano y tras el rezo del Ángelus.

El pontífice ha dedicado así el rezo dominical al desastre forestal que está destruyendo el paraíso ecológico. Las llamas de la Amazonia, cuyas causas no ha sido aclaradas, pero parecen estar vinculadas a la sequía y la deforestación provocada por el ser humano, han disparado alarmas en el mundo por la importancia medioambiental de la zona.

Horas después, los países del G-7 han acordado apoyar a los países de la Amazonia para ayudarles a controlar los incendios que afectan a la región y que han arrasado ya cientos de miles de hectáreas.

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha explicado que los siete países están dispuestas a “ayudar cuanto antes a los países afectados por los incendios”. “Ahora nuestros equipos contactan con los países de la Amazonia para concretar esa ayuda”, ha apuntado Macron desde Biarritz, sede este fin de semana de la cumbre del G-7. “Existe una verdadera coincidencia al respecto. Todos estamos de acuerdo en ayudar lo antes posible a los países afectados por estos incendios”, ha añadido Macron.

El mandatario francés ha destacado además que su país forma parte de los nueve países de la Amazonia, ya que estas selvas se extienden hasta el departamento de ultramar de la Guayana Francesa.

Según datos del Instituto de Investigación Espacial de Brasil (INPE) en lo que va de año los incendios han aumentado un 83 por ciento respecto al mismo periodo de 2018. En 2019 esta agencia estatal ha registrado 72.843 incendios, el número más alto desde que se alcanzó el anterior récord en 2013. Entre el 15 y el 20 de agosto, los satélites contabilizaron 9.500.