Un muerto en Cantabria por listeriosis “sin relación” con el brote de Andalucía

El fallecido ingresó en el hospital por un cuadro febril y presentaba múltiples patologías graves

Un hombre de 62 años, diagnosticado de listeriosis, ha fallecido la pasada noche en el Hospital Sierrallana de Torrelavega (Cantabria), un caso que no guarda ninguna relación con el brote originado en Andalucía ya que no consumió carne mechada.

La Consejería de Sanidad informa en una nota de prensa de que el hombre ingresó por un cuadro febril y presentaba múltiples patologías graves, lo que “ha condicionado una evolución desfavorable del paciente”.

El jefe de Vigilancia Epidemiológica de la Consejería cántabra, Luis Viloria, ha dicho a Efe que es un caso “aislado” producido por el consumo de algún alimento contaminado, pero que no guarda relación con el brote por la carne mechada de Andalucía.

El fallecido tenía un cuadro patológico “muy complejo”, con enfermedades cardiovasculares, respiratorias y metabólicas, y que padecía diabetes, hipertensión y apnea del sueño. El hombre ingresó el fin de semana en su hospital de referencia, el de Sierrallana de Torrelavega, y desde el lunes se conocía que la analítica había dado que tenía listeria.

La Consejería de Sanidad quiere tranquilizar a la población. “Es un caso esporádico que aparece de vez en cuando, hemos tenido la mala suerte de que haya evolucionado de forma fatal y se ha dado la coincidencia de un caso de éstos, que pasa de vez en cuando, con el tema de Andalucía”, apunta el jefe de Vigilancia Epidemiológica.

Sanidad explica que la listeriosis es una enfermedad infecciosa cuya principal vía de transmisión es alimentaria, por contaminación de alimentos elaborados en los que se hubiera producido alguna alteración en la producción, como un inadecuado tratamiento térmico, un fallo en la cadena de frío, o defectos de envasado y/o transporte. Añade que en la mayoría de los casos se trata de una infección leve y que con frecuencia “pasa desapercibida para la población sana”.

Las formas más graves (sepsis y meningitis), afectan a pacientes pluripatológicos e inmunodeprimidos, lo que condiciona que en algunas ocasiones, en los últimos años, se haya registrado algún fallecimiento en pacientes con esta enfermedad.

Aumentan a 168 los afectados por el brote

Los 29 nuevos ingresos hospitalarios contabilizados en las últimas veinticuatro horas elevan a 82 los enfermos del brote de listeriosis ingresados en hospitales en Andalucía, entre ellos 28 embarazadas, cinco más que este miércoles.

De estos hospitalizados, tres permanecen ingresados en la UCI y no se ha dado nuevas ingresos hospitalarios de neonatos ni ningún otro fallecimiento, además del de la anciana de 90 años que falleció el pasado martes en el Hospital Virgen del Rocío, donde ingresó tras comer carne mechada de la marca ‘La Mechá’, origen de este brote.

Los enfermos confirmados de este brote han aumentado hasta los 168 pacientes,161 de ellos en Andalucía, según la información oficial recogida por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCaes), del Ministerio de Sanidad.

La ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, ha asegurado que el origen del brote de intoxicación alimentaria por listeria se encuentra en la fábrica de la empresa Magrudis, en Sevilla, donde se elaboró la carne mechada.

Carcedo ha explicado que lo que hay investigar ahora es en qué fase del proceso de elaboración de este alimento se ha producido la contaminación, pero ha incidido en que la fábrica está clausurada y que se han retirado de la venta el resto de productos que en ella se producían.

La ministra ha detallado que está en contacto con la Junta de Andalucía, que está investigando los hechos, y ha hecho hincapié en que en los temas de salud pública y de intoxicaciones por brotes como éste son “muy serios como para andar con especulaciones”.

Facua presentará una querella contra la empresa

Facua-Consumidores presentará una querella penal contra la empresa Magrudis, fabricante de la carne contaminada con listeria, y exigirá compensaciones económicas. Según el portavoz de Facua, Rubén Sánchez, la vía penal es la más adecuada por ser un “instrumento útil”, capaz de defender con “mayores garantías” los intereses de los afectados, ya que, entre otras razones, permitirá a la asociación personarse como acusación particular en el juicio.

La querella es la mejor opción para conseguir que se abra una investigación contra la empresa“, ha explicado el portavoz de Facua, cuya asociación defenderá a una afectada y que no descarta que acudan más damnificados para “reivindicar sus derechos”.

La única incertidumbre, ha dicho, es si la empresa donde se originó el brote ha contratado o no un seguro para poder hacer frente a las futuras reclamaciones, algo que no han podido contrastar hasta ahora puesto que Magrudis no ha respondido a las llamadas de Facua.

De momento, la asociación no actuará por vía judicial contra ninguna persona física o jurídica más, pero el portavoz ha aprovechado la rueda de prensa para repetir su demanda al consejero andaluz de Salud, Jesús Aguirre, para que asuma su “responsabilidad política” por gestionar “tarde y mal” la alerta alimentaria y dimita.

“Queremos ser prudentes con las denuncias a otras personas a pesar de que estamos convencidos de que hay miles de afectados que han presentado síntomas a los que no se les han realizado ningún tipo de análisis”, ha afirmado Sánchez.