Sánchez pone fin a sus vacaciones y este jueves viajará a Gran Canaria

El presidente en funciones presidirá el Consejo de Ministros del viernes y el domingo por la tarde participará en una cena con los jefes de Estado y de Gobierno que asisten a la cumbre del G-7 en Biarritz (Francia)

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, puso fin a sus vacaciones regresando al Palacio de La Moncloa y el jueves viajará a Gran Canaria para conocer de primera mano los daños causados por el incendio, según han informado fuentes del Ejecutivo.

Sánchez se tomó unos días de descanso con su familia a partir del pasado viernes 9 de agosto, cuando tuvo lugar el último Consejo de Ministros previo al breve parón estival. El jefe del Ejecutivo se instaló en el Palacio de las Marismillas que el Estado posee en el Parque Nacional de Doñana en Huelva.

Desde allí se ha mantenido puntualmente informado de los principales asuntos que afectan al país, entre ellos la evolución al minuto del incendio en Gran Canaria. Con el objetivo de evaluar in situ los daños provocados por este fuego, el jueves por la mañana sobrevolará la zona, ha avanzado la ministra de Defensa, Margarita Robles.

Sánchez aprovechará asimismo para entrevistarse con las autoridades y responsables de los servicios implicados en las tareas de extinción de las llamas.

El viernes Sánchez presidirá el Consejo de Ministros y el domingo por la tarde participará en una cena con los jefes de Estado y de Gobierno que asisten a la cumbre del G-7 en Biarritz (Francia), invitado por el anfitrión de la cita, el presidente francés, Emmanuel Macron.

La participación de Sánchez en la cumbre del G-7 se limita a la cena del domingo y no se extiende al resto de reuniones que mantendrán los miembros del G-7. Está por concretar si, aprovechando su desplazamiento a Biarritz, Sánchez pudiera hacer un alto en el País Vasco para entrevistarse con responsables del PNV para hablar de una nueva investidura.

Cuenta atrás para la investidura

El presidente del Gobierno en funciones pondrá esta semana el contador en marcha para una nueva ronda de contactos con los distintos partidos que será decisiva, ya que falta solo un mes para intentar una nueva investidura antes de la fecha límite del 23 de septiembre.

De hecho, la próxima semana podrían celebrarse las reuniones con PNV, PRC y partidos nacionalistas catalanes, antes de las que Sánchez tendrá con Unidas Podemos, el PP, y Ciudadanos, aunque esta última es poco probable que se produzca, dado que el líder de la formación naranja ha rechazado acudir a los últimos encuentros.

Mientras, PP y Ciudadanos, a la espera del próximo movimiento de Sánchez sobre estas negociaciones, han unido sus fuerzas para reclamar la comparecencia del presidente en funciones en el Congreso por la crisis migratoria del Open Arms. Ambos partidos necesitan sumar sus votos para que esta iniciativa salga adelante, por lo que es difícil augurar si la firma conjunta de la solicitud supone un acercamiento entre las dos fuerzas, como propugna desde hace tiempo el líder de los populares, Pablo Casado.

A la espera de si finalmente hay un España Suma, una alianza entre las fuerzas de centro derecha liderada por el PP para intentar desbancar a Sánchez de La Moncloa si se produce una repetición electoral, lo que sigue pareciendo difícil es un acuerdo entre los socialistas y Unidas Podemos para que haya un nuevo Gobierno.

La propuesta presentada este martes por la formación morada, de 119 folios, solo ha servido de momento para despertar el rechazo conjunto de PSOE y PP, aunque por distintas razones.

Calvo y Echenique han continuado en la jornada de este miércoles con su cruce de reproches, a través de los medios de comunicación, mientras se han instado mutuamente a reconsiderar sus posiciones, que parecen igual de alejadas que en el mes de julio, cuando se produjo un debate de investidura fallido.

Para Casado la oferta de Gobierno de coalición de Unidas Podemos está basada en “recetas suicidas” para la recuperación económica, pese a lo que considera injustificable que PSOE haya podido llegar a acuerdos con la formación morada para gobernar en seis autonomías y no logre un pacto a nivel nacional.

Por su parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha hecho su aportación al debate político a través de un mensaje en Twitter, en el que se refiere a la solicitud de comparecencia de Sánchez, presentada conjuntamente con el PP, y reclama a Sánchez “que de la cara y deje de esconderse”.