Díaz Ayuso toma posesión como presidenta de la Comunidad de Madrid

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha prometido este lunes el cargo comprometiéndose a gobernar dentro "de la transparencia en la gestión o la eficacia y la austeridad en el gasto del dinero público, o en saber representar con dignidad a la Comunidad de Madrid".

Díaz Ayuso ha destacado que el proyecto del Gobierno de coalición formado por el PP y Ciudadanos, que contará con los acuerdos parlamentarios que se alcancen con Vox, se basa en la libertad, la bajada de impuestos y la eficacia en los servicios públicos.

“Hoy, gracias a ti, al trabajo de un gran equipo y a la decisión en las urnas de los madrileños, tras haber encontrado el consenso con partidos distintos, nos encontramos con la obligación de hacer las cosas bien”, ha dicho Díaz Ayuso en alusión al presidente del PP, Pablo Casado, que la eligió como candidata a la Comunidad de Madrid.

La “obligación” de un gobernante de “hacer las cosas bien” contempla la transparencia en la gestión o la eficacia y la austeridad en el gasto del dinero público, o en saber representar con dignidad a la Comunidad de Madrid, ha argumentado.

En su discurso, se ha comprometido a “dialogar con todos los sectores sociales, instituciones y partidos políticos” que “Madrid siga siendo el motor económico de España y la región de mayor acogida tanto de personas como de empresas”. Se ha mostrado “orgullosa” de ser española de Madrid y ha asegurado que desde la Comunidad de Madrid intentará “darlo todo a España porque no se puede gobernar Madrid sin querer a España”.

Respaldo de la plana mayor del PP

Díaz Ayuso ha prometido este lunes el cargo como presidenta de la Comunidad de Madrid en un acto celebrado en la Real Casa de Correos, con el respaldo de la plana mayor del Partido Popular. En el acto ha estado acompañada por los expresidentes de la Comunidad de Madrid Pedro Rollán, Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón; el presidente del PP, Pablo Casado; el secretario general del PP, Teodoro García Egea; el presidente del PP madrileño, Pío García Escudero; la expresidenta del Congreso Ana Pastor y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. En representación del Gobierno, ha acudido la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado.

También han arropado a la ‘baronesa’ regional con más poder del partido los presidentes de Andalucía y Castilla y León, Juanma Moreno y Alfonso Fernández Mañueco, respectivamente, y los parlamentarios Adolfo Suárez Illana, María del Mar Blanco y Edurne Uriarte. Igualmente, han asistido representantes de todos los grupos parlamentarios de la Asamblea, a excepción de Más Madrid y Unidas Podemos.

El arzobispo de Madrid, Carlos Osoro; la delegada del Gobierno en funciones, María Paz García; el presidente del TSJM, Carlos Rodríguez Padrón; el presidente de la patronal madrileña, Miguel Garrido, y representantes de los sindicatos también figuraban entre los invitados.

Casado ha elegido la toma de posesión de Díaz Ayuso para reaparecer tras unos días de descanso sin actos públicos, en los que ha continuado activo en las redes sociales y pendiente de la actualidad.

En los últimos días de julio, Casado remató los cambios en la dirección del partido y en los primeros de agosto ya no tuvo actividad pública, aunque sí han tenido agenda su número dos, Teodoro García Egea, y los nuevos vicesecretarios. En las próximas semanas, Casado tiene previsto acudir a una reunión con el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que aún tiene que ser convocada y se enmarca en la ronda de contactos con la que el socialista buscará apoyos para una posible investidura entre finales de agosto y principios de septiembre. 

Vox critica el aumento de consejeros en Madrid

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha indicado que a su partido no le parece bien pasar de nueve consejerías a trece en el Gobierno de la Comunidad de Madrid, y ha advertido que estarán atentos a las políticas que ejecutan los nuevos responsables autonómicos.

En declaraciones a los medios antes de la toma de posesión de la nueva presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, la portavoz del partido de extrema derecha ha insistido en que los recursos de los madrileños no se deberían de invertir en crear “nuevos sillones”, sino en sanidad pública, educación, dependencia y discapacidad.

El portavoz en el Congreso de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, ha asegurado que el aumento en un 44% de consejerías “no va por buen camino”, aunque ha puntualizado que las personas nombradas son “competentes”. Para él, los nuevos consejeros tienen “experiencia demostrada”, por lo que desde su formación quieren darles “margen de tiempo” para que las propuestas que hicieron hace dos meses se pongan en práctica. Y ha advertido que se van a mantener en el oposición “vigilantes”, y que ahora es el turno del PP y Ciudadanos para cumplir los compromisos que han adquirido con su partido.

Por su parte, el portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, ha reclamado a la nueva presidenta que no convierta a Madrid en un “bastión” contra el Gobierno central y que tampoco aplique un “supremacismo de segundo nivel” sobre otras autonomías.

En declaraciones antes de participar en la toma de posesión de Ayuso, Gabilondo ha dicho que estará “preocupado” por la “línea bastante conservadora” del nuevo Ejecutivo al que ha instado a no hacer “un Madrid ensimismado creyendo que es superior”, pensado que es la mejor comunidad y “desconsiderando” a las otras.

Sobre los nuevos consejeros del Gobierno autonómico ha lamentado que no le parecen personas “muy progresistas” ni que “vayan a hacer un cambio” en la Comunidad. En todo caso, desde el respeto institucional les ha deseado que les vaya lo mejor posible porque “tienen muchas dificultades” al formar parte de un Gobierno donde “Vox está presente” y no dejará que hagan cualquier cosa, por lo que desde el PSOE están “preocupados”, ha incidido Gabilondo.

El portavoz del PSOE-M ha felicitado a Ayuso por su elección y ha pedido que se dedique a afrontar y resolver los problemas de la ciudadanía, y buscar los acuerdos para lograrlo, además de “solidaridad, colaboración y respecto institucional”. Gabilondo también ha considerado que “hay que trabajar para que no haya nuevas elecciones generales” porque la ciudadanía ha votado “a favor de los acuerdos” y es necesario buscarlos. En este sentido, ha defendido acuerdos “de progreso” pero ha advertido de que ningún parido puede mostrarse “indiferente” y todos deben de colaborar y que no haya repetición electoral.

RELACIONADO