Alicante

Un ferri de Baleària con cerca de 400 pasajeros encalla en la escollera del puerto de Dénia

Un ferri procedente de Palma e Ibiza, de la compañía Baleària, ha encallado durante la noche de este viernes al sábado en la escollera del puerto de Dénia (Alicante) por causas que se desconocen. En el buque viajaban 393 pasajeros, que fueron evacuados y resultaron ilesos, según han informado la naviera y el 112.

El ‘fast ferry’ Pinar del Río de Baleària encalló a las 23.20 horas de este viernes contra la escollera cuando iba a atracar en el puerto de Dénia, un siniestro por el que no hay que lamentar daños personales, ha detallado la compañía.

La embarcación transportaba a 393 pasajeros, 21 tripulantes y 70 vehículos. Todas las personas salieron ilesas y fueron evacuadas con embarcaciones de Salvamento Marítimo, Guardia Civil del Mar y la Policía Local de Dénia. A las 00.25 horas tanto viajeros como personal de la compañía habían salido del buque y a las 2.13 horas se dio por finalizada la evacuación, según ha precisado el 112.

Además, Salvamento Marítimo ha desplegado a primera hora de la mañana la barrera anticontaminación de forma preventiva, aunque no se produjo ningún vertido de combustible, ha explicado la naviera.

Para los pasajeros con vehículo a bordo, que no pudieron ser desembarcados, Baleària ha habilitado dos autobuses, uno con destino a València y otro a Alicante, con paradas ambos en distintas poblaciones.

La compañía ha asegurado que se mantendrá en contacto con estos pasajeros que aún tienen el vehículo a bordo para informarles de cuándo podrán retirarlo. Además, ha desembarcado y entregado a los pasajeros todas las pertenecías que tenían a bordo.

La naviera reubicará a los clientes que tenían que viajar este sábado y en los próximos días con el Pinar del Río en la ruta Dénia-Ibiza-Palma, en los buques Cecilia Payne, Ramon Llull y Marie Curie.

Asimismo, una empresa de servicios subacuáticos está evaluando los daños registrados en el casco de estribor para poder elaborar el plan de reflotamiento del barco y trasladarlo a puerto, donde se podrá proceder al desembarque de los vehículos que permanecen en su interior.

Baleària colabora con las autoridades marítimas para determinar las causas del incidente y ha lamentado los perjuicios ocasionados a los pasajeros afectados.