Vox advierte a PP y Cs: “Hemos venido a limpiar la ciénaga”

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha advertido a PP y Ciudadanos de que no son sus "socios" y les ha acusado de "no tener sillones para tantas consejerías", aunque prefieren brindar su apoyo a la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, a ser el "baluarte de las políticas radicales de la izquierda". Monasterio también ha trasladado a ambas formaciones que Vox "no renuncia a ninguno de sus contenidos programáticos" y que el compromiso con ellos acaba tras la votación de la investidura de Isabel Díaz Ayuso como presidenta madrileña.

Durante su discurso en el debate de la segunda sesión del Pleno de investidura de este miércoles, Monasterio ha destacado la capacidad de diálogo que ha tenido su partido para que hoy se pueda investir a Ayuso. “Entre ser el baluarte de las políticas de la izquierda y sus ideas totalitarias y permitir un gobierno del PSOE, ante eso sin lugar a dudas preferimos facilitar la investidura de Díaz Ayuso en la Comunidad, siempre que respete la representatividad de sus votantes en su justa representación. No queremos ser sus socios“, ha lanzado. “Nuestras medidas por mucho que indignen a la izquierda mejoran la vida de los madrileños. Prosperidad, libertad y legalidad son nuestros principios”, añade, quien asegura que han venido “a limpiar la ciénaga”.

Monasterio ha incidido en que su compromiso con Ciudadanos y PP termina hoy, cuando acabe las votaciones, y que después su partido no dejará de trabajar “por España”. Así, ha reflejado lo poco oportuno que la administración pública aumente de 9 a 13 consejerías que, a su juicio, irán acompañadas de viceconsejeros, directores generales. “No van a tener sillones para tantos consejeros”, ha ironizado.

En este punto, ha avisado de que no van a permitir “ni cordones sanitarios” ni que ningún partido les traten como si fueran “apestados”. “No retrocederemos ni un milímetro la defensa de nuestros votantes y las ideas que nos han traído hasta aquí, no cederemos ante las extorsiones ni a ningún chantaje“, ha aseverado. Su partido, ha dicho, se debe al “español corriente y común”, al que se le dice que es un “facha” o un “nazi”, el que habla de natalidad y despoblación, mientras desde aquí “financian el aborto con el dinero de todos los madrileños sin hacer apuestas de apoyo a la maternidad, pero sí tienen recursos para “el comisionado del bienestar animal”.

“Nosotros nos debemos al español corriente común preocupado porque las casa de apuestas arruinan la vida de sus hijos y de eso también venimos a hablar aquí y de igualdad. Porque no sé de qué igualdad van a hablar aquí cuando proponen que se alquilen nuestros vientres. Nos debemos al español corriente y común al que ustedes han abandonado, porque la izquierda pone las ideas, el centro las asume y la derecha las gestiona“, ha sostenido

En este punto, Monasterio ha reconocido que son conscientes de que no tienen los apoyos suficientes para gobernar pero ha defendido que son determinantes para “facilitar la investidura” porque no van a “regalar” sus votos.

En cuanto a la situación de los menores no acompañados, cree que se está animando a los inmigrantes a jugarse las vidas en el mar y “favorecen a las mafias” lo que provoca que cada vez más las calles “sean inseguras”. A su juicio, hacer un “trato de favor a la inmigración ilegal” supone un agravio comparativo con quienes entran en el país y “se adaptan a la forma de vida” de los madrileños.

“Esto no es una cuestión de xenofobia ni ninguna de esas majaderías a las que estamos acostumbrados escuchar. Los políticos debemos dar ejemplo cumpliendo la Ley y dar ejemplo a otras regiones como por ejemplo Cataluña”, ha defendido.

Ayuso responde a Vox

Durante su réplica a Monasterio, Ayuso ha querido responder a las cuestiones que, en principio, entiende que más diferencian al PP con la formación de Santiago Abascal y que la propia portavoz de Vox se ha encargado de recordar durante su intervención en la sesión de este miércoles. Ayuso ha defendido que el PP es el “partido de todas las familias”, que “deben caminar libremente”, lo que “no quita para seguir defendiendo que se tiene que educar en libertad y tolerancia y con una serie de principios“, como les demandan de Vox, en las actividades y competencias que se dan dentro de los colegios.

Por eso, ha explicado, propusieron “esa libertad educativa que va a permitir que las familias conozcan las materias de los colegios con anterioridad y si no están de acuerdo eligen otro, y después sabiendo cuáles son extracurriculares” para que los padres decidan si llevan a sus hijos a las mismas.

Sin embargo, ha puntualizado que ella defiende la libertad sin “totalitarismos” y que se hable en los colegios de diversidad. “Explicar la orientación sexual de las personas no puede ser nunca algo estigmatizado si queremos defender que somos distintos entre ellos. Eso sí ante la libertad de los padres para decidir qué quieren para sus hijos. Hay sitio para todos”, ha resaltado.

También ha respondido a las críticas de Monasterio sobre el aumento de nueva a trece consejerías que supone el acuerdo de PP y Ciudadanos esta legislatura. En su discurso, la portavoz de Vox ha llegado a decir que no van a tener “sillones para tantos consejeros”. De hecho, en su momento la reducción de consejerías llegó a ser uno de las condiciones para prestar su apoyo.

Ayuso ha admitido que no se pueden “relajar” y que hay que “seguir defendiendo administraciones más austeras”. Por eso, aunque han ido a más en cuanto a número de consejerías, ha explicado que van a reorganizar direcciones generales y viceconsejerías para que no haya “excesivo incremento del gasto”. “No es disparatado que se incremente, y se van a reorganizar competencias“, ha asegurado.