Las medidas del Gobierno argentino no calman a los mercados y el peso sigue en caída libre

El peso argentino abrió este miércoles a la baja por tercera jornada consecutiva, pese a las medidas económicas que anunció el presidente del país, Mauricio Macri, minutos antes de la apertura de los mercados y que incluyen reformas como una subida del salario mínimo a la que todavía no ha puesto cifras.

La divisa local vuelve a devaluarse con respeto al dólar estadounidense, que, según el estatal Banco Nación, cotizó en el inicio de la jornada a 61 pesos para la venta por unidad, 3 pesos por encima de los 58 en los que cerró el martes.

El riesgo país sigue también con su escalada, aunque a un ritmo menor que en los dos últimos días, y hoy alcanzó los 1.867 puntos básicos, después de acabar ayer en 1.771.

A falta de la apertura de la bolsa, esta era la reacción de los mercados al paquete de medidas económicas que el Ejecutivo impulsó este miércoles para intentar paliar la difícil situación de un país que, tras conocerse los resultados de las elecciones primarias del pasado domingo, encadena tres jornadas negativas para sus activos financieros.

Entre las medidas, se estableció el aumento del salario mínimo, que beneficiará a unos 2 millones de trabajadores.

Para definir el porcentaje final del aumento, el Gobierno va a convocar al Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil, en el que participan el Estado, los trabajadores y las empresas.

Las medidas también apuntan a las pymes: “Queremos ayudarlas porque reconocemos su valor y sabemos las deudas que están teniendo”.

Para eso, dijo que implementarán “un plan que les va a permitir pagar en diez años las deudas impositivas”.

Además, entre otras decisiones, anunció una congelación en el precio de los combustibles por 90 días.

Los trabajadores se verán beneficiados por un aumento del 20 % en el mínimo no imponible y en la deducción especial, una medida que beneficia a 2 millones de personas e implica una mejora de unos 2.000 pesos mensuales.

A los empleados de la administración pública, de las Fuerzas Armadas y de las fuerzas de seguridad se les otorgará un bono de 5.000 pesos por mes.