Díaz Ayuso promete en su investidura “la mayor bajada de impuestos de la historia” de Madrid

La Asamblea de Madrid acoge este martes y miércoles el Pleno de investidura que aupará a la candidata del PP a la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, como presidenta regional, tras haber llegado a un acuerdo las tres formaciones del bloque del centro derecha: PP, Ciudadanos y Vox después de más de dos meses de negociaciones. La candidata del PP tendrá que hacer frente a las críticas de PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos, que denuncian un supuesto trato de favor por parte de la entidad pública Avalmadrid a la familia de la dirigente del PP. Además de una posible deuda pendiente del IBI con el Ayuntamiento de Madrid, el nombre de Ayuso aparece también en el sumario del 'caso Púnica' como el contacto en el PP de uno de los "conseguidores" de la trama para mejorar la imagen de Esperanza Aguirre en Internet.

La candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha prometido este martes que cuando sea presidenta acometerá en la región “la mayor rebaja” de impuestos de la historia y “compensar la voracidad fiscal” del Gobierno central del PSOE.

Así lo ha expuesto Ayuso durante su discurso en la primera sesión del Pleno de su investidura, donde ha comenzado recordando que la Comunidad es la región que “más crece” y que los ‘populares’ han conseguido que los madrileños hagan de la Comunidad un lugar “atractivo donde vivir”. Por ello, ha asegurado que continuarán en esa línea y que van a promover “la mayor rebaja de impuestos de la historia de Madrid”, algo en lo que también ha celebrado que estén de acuerdo tanto Ciudadanos como Vox.

En los próximos cuatro años como presidenta ha señalado que llevará a cabo “la mayor rebaja fiscal” de la historia de la Comunidad de Madrid, bajará la tarifa autonómica del IRPF, reduciendo todos los tramos de la tarifa en medio punto, haciendo que se llegue a pagar hasta un 5,5 por ciento menos. También elevará el mínimo personal y familiar por descendientes y ahondará en las deducciones sobre este impuesto. Además, su equipo garantizará a los nuevos autónomos una tarifa plana de cincuenta euros de cotización a la Seguridad Social durante dos años. El mismo tiempo que van a tener garantizada esa ayuda las mujeres autónomas que se reincorporen a su actividad tras la maternidad.

“Demandaremos del Gobierno central que no aumente los impuestos sobre las familias y las empresas. Pero, si finalmente lo hace, la Comunidad de Madrid se compromete a las rebajas de impuestos necesarias para compensar, en lo posible, la voracidad fiscal del gobierno socialista“, ha lanzado.

También instarán al Gobierno de España a la puesta en marcha “urgente de un nuevo Sistema de Financiación Autonómica que corrija los actuales desequilibrios que perjudican a Madrid”. En este punto. La futura presidenta madrileña ha asegurado que no pretende que su gobierno esté instalado en la “reivindicación”, pero ha avisado al Gobierno central que “no esperen que Madrid sea tratada injustamente”. “No podemos mantener la solidaridad con la Administración General del Estado y otras regiones sin herramientas: desde la Financiación autonómica, hasta la inversión en infraestructuras”, ha sostenido.

Ayuso reivindica el legado de Aguirre y Cifuentes

Ayuso ha recordado al principio de su discurso del pleno de investidura a las dos expresidentas regionales Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes. De la primera ha recordado su “voluntad de diálogo” y de la segunda, su insistencia en la “necesidad de buscar acuerdos y pactar”.

Este guiño a las dos exdirigentes, no presentes en la sesión de este martes, se produce después de que Ayuso marcara un cierto distanciamiento de sus predecesoras tras la petición de la Fiscalía Anticorrupción de que ambas declaren como investigadas por la presunta financiación irregular del PP de Madrid.

Aunque defendió la presunción de inocencia y aseguró que no reniega de nadie, sí que indicó que ella tiene que “mirar para adelante”. De hecho, añadió que su “nexo” con ellas fue como el de “cualquier militante y afiliado en el PP durante las épocas que fueron presidentas”. Tras estas palabras, la propia Cifuentes, sin dirigirse directamente a ella, lanzó en las redes sociales que “no hay que apagar la luz del otro para que brille la nuestra”, lo que se interpretó como un reproche.

Después de este episodio, Ayuso hoy ha querido recordarlas, como ha hecho también con los expresidentes Joaquín Leguina y Alberto Ruiz-Gallardón, que aunque estaban invitados no han acudido a esta primera sesión.

A quien no ha mencionado ha sido a Ángel Garrido, presente en el hemiciclo pero en la bancada de Ciudadanos. En el caso de Pedro Rollán, actual presidente en funciones, también ha tenido palabras de reconocimiento por su trabajo este tiempo.

La primera de las sesiones del pleno de investidura de Díaz Ayuso ha arrancado este martes a las 12.09 horas con un minuto de silencio por el fallecimiento de un exdiputado de la primera legislatura, Felipe Ruiz Duerto, de AP-PDP-UL. Durante esta sesión, la futura presidenta, que ha sido recibida por los parlamentarios de su grupo con un aplauso, tendrá un tiempo indefinido para desgranar su proyecto en un discurso que lleva días preparándose con su equipo más cercano.

Al pleno se han acreditado 395 periodistas y asisten 175 invitados, según fuentes parlamentarias. Entre ellos, destaca el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida; y los dirigentes del PP, Teodoro García Egea, Antonio González Terol, Ana Beltrán y Pío García Escudero.

También estaba prevista la asistencia del presidente de la Federación Madrileña de Municipios y alcalde de Arganda del Rey, Guillermo Hita, además de los regidores de Torrejón de Ardoz, Ignacio Vázquez; Parla, Ramón Jurado; Pozuelo de Alarcón, Susana Pérez-Quislant; Majadahonda, José Luis Álvarez Ustarroz; Aranjuez, María José Martínez; Boadilla del Monte, Javier Úbeda; y Colmenar Viejo, Jorge García Díaz.

El miércoles, a las 10 horas, se reanudará el pleno y podrá intervenir un representante de cada grupo parlamentario de menor a mayor que lo solicite durante 30 minutos. Díaz Ayuso les podrá contestar individualmente o de forma conjunta y sin limitación de tiempo. Los representantes de los grupos parlamentarios tendrán derecho a una réplica de quince minutos cada uno y la intervención de la candidata, nuevamente sin limitación de tiempo, cerrará el debate. El presidente de la Asamblea suspenderá la sesión y anunciará la hora de la votación de investidura.

Si la candidata consigue el voto favorable de la mayoría absoluta de la Cámara madrileña (67 diputados), obtendrá la confianza de la Asamblea. En caso de que en esa primera votación Díaz Ayuso no lograra sumar la mayoría absoluta, su propuesta será sometida en una nueva votación a las 48 horas, es decir, el 16 de agosto y obtendrá la confianza de la Asamblea si consigue una mayoría simple de los diputados presentes (más síes que noes).

Durante este Pleno, la diputada de Más Madrid Tania Sánchez, que se encuentra de baja por su embarazo, podrá utilizar el voto telématico mientras que el diputado del PP Diego San Juan Benito no podrá por encontrarse de viaje, el reglamento no recoge este beneficio, aunque al PP le dan los números suficientes para que su candidata, Isabel Díaz Ayuso, salga proclamada como presidenta. En total el bloque de centro derecha sumará 67 diputados frente a los 64 del bloque de la izquierda. Según han indicado fuentes ‘populares’, el voto del diputado que se encuentra de viaje por ‘luna de miel’ “no es decisivo”, aunque insisten en que “hará todo lo posible” por acudir el día 14 de agosto a la votación de Ayuso.

Las sombras del pasado de Ayuso

PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos aprovecharán el pleno para tratar de que la futura presidenta madrileña aclare un supuesto trato de favor por parte de la entidad pública Avalmadrid a la familia de la dirigente del PP. Una empresa propiedad al 50 % del padre de Ayuso recibió en 2011 un crédito de 400.000 euros que nunca se devolvió, una cantidad que ocho años después, sumando intereses de demora, alcanza los 544.000 euros con la familia de la popular como única avalista.

El pasado viernes infoLibre publicó que en 2011 la propia Ayuso escribió un correo a un directivo de Avalmadrid donde reconocía que la empresa que recibió un préstamo de 400.000 euros avalado por sus padres “estaba muerta”, y que tres semanas después aceptó que le donaran una vivienda. En 2012 recibió también un local de oficinas. Son dos operaciones -dice el digital- que podrían ser sospechosas de alzamiento de bienes.

La presidenciable del PP ha defendido el préstamo como una cuestión personal que afecta a una familia entonces anónima y que usan ahora a su juicio para “atacarla políticamente”, mientras que las fuerzas de izquierdas buscan tensionar a Ciudadanos, que por su parte se erige como garantía para acabar con cualquier tipo de corrupción, pasada o futura. Si hay algún caso, ha defendido el secretario general de la formación, José Manuel Villegas, el implicado deberá dejar su cargo. Además, otras informaciones apuntan a una presunta deuda de Díaz Ayuso con el Ayuntamiento de Madrid por no pagar el IBI durante un periodo de cinco años.

Por otro lado, el informático de Eico Adrián de Pedro –hermano de Alejandro, supuesto ‘conseguidor’ de contratos de la trama Púnica– señaló en una declaración judicial realizada en 2014 a la candidata a presidir la Comunidad de Madrid como su contacto en el PP para los trabajos de mejora reputacional de la candidata Esperanza Aguirre en la campaña electoral de 2011. A este respecto, Ayuso ha indicado que se tratan de declaraciones de hace dos o tres años, que se remontan a casi “una década atrás”, por lo que ha asegurado que ella solo colaboró con la comunicación de su partido político, y que la “única vinculación” que puede llegar a tener es por “cuestiones técnicas”.

Es más, tras conocerse que la Fiscalía Anticorrupción solicitara la imputación de Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes en el caso Púnica, Díaz Ayuso marcó distancia con sus antecesoras. Si haace unos meses señaló que quería “tenerlas cerca y contar con ellas” porque “son un valor”, ahora subraya que ella es “otra persona con otro perfil” y que su vinculación con las exdirigentes era como la de “cualquier militante y afiliado del PP”.

Desde la oposición han recordado a Cs que después de conocer estas informaciones de la ‘popular’, aún está a tiempo de propiciar otro cambio en la región. El candidato de Más Madrid, Íñigo Errejón, ha avisado a esta formación de que darle una “prórroga” al PP de Madrid es “mancharse de su corrupción” y que se debería replantear su apoyo. Por su parte, desde el PSOE-M han señalado que el que tiene en su mano cambiar esta situación es Ciudadanos, que puede “apostar por un Gobierno amparado por la ultraderecha y un partido bajo la sospecha de la corrupción o un partido con un presidente del Gobierno sensato y moderado y limpio como es Ángel Gabilondo“. Asimismo, la portavoz de Unidas Podemos IU-Madrid en Pie acusó a la formación ‘naranja’ de no entrar en las instituciones para regenerar, y de apoyar al Gobierno de la “involución”.

Incluso, Más Madrid pidió una reunión de emergencia a todos los grupos para analizar esta situación antes de la celebración del debate de investidura la próxima semana con el fin de encontrar soluciones y vías alternativas. Podemos también ha solicitado un Pleno monográfico para hablar sobre la conexión de Avalmadrid con Ayuso; mientras que el PSOE se plantea proponer una comisión de investigación.

Dos meses de negociaciones

El de este martes será el segundo pleno de investidura después de que hace un mes tuviera lugar la primera ronda de contactos, y tras no haber acuerdo entre las tres partes del bloque centro derecha se efectuara un Pleno sin candidato el pasado 10 de julio. Pero, por fin después de más de 60 días de negociaciones, las tres formaciones del centro derecha se han conseguido poner de acuerdo, pese a las desavenencias iniciales que protagonizaron el partido ‘naranja’ y Vox, en las que Ayuso tuvo que actuar de mediadora.

Desde el famoso café en un hotel madrileño, pasando porque Cs solo quería reunirse con este partido para mostrarle los acuerdos a los que llegara con PP, hasta finalmente aceptar el documento definitivo de la formación de Santiago Abascal.

Justo esta decisión de retomar las rondas de contactos se produjo un día después de que la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, presentara dicho documento para apoyar la investidura de la ‘popular’. Tanto ella como el portavoz de Ciudadanos dieron el visto bueno, por lo que Vox decidió que votaría ‘sí’ en la investidura de Ayuso.

La candidata del PP celebró entonces el apoyo que le brindarán Ciudadanos y Vox, que dará luz verde a un “Gobierno histórico” unidos por “la defensa de la constitución”. Aseguró que será un Ejecutivo comprometido con la baja fiscalidad, que luchará por una “región de libertades” que sea la segunda casa de todos los españoles”.

Los Presupuestos, el primer reto de Díaz Ayuso

La popular Isabel Díaz Ayuso tendrá en la aprobación del presupuesto regional su primer reto. Un presupuesto de más de 20.000 millones de euros que debe nacer de la negociación entre Díaz Ayuso, su futuro vicepresidente, Ignacio Aguado (Ciudadanos) y Vox, al ser los votos del grupo que encabeza Monasterio imprescindibles para aprobar las cuentas. Los tres grupos están de acuerdo en que los presupuestos regionales contengan rebajas fiscales, “prioridad” tanto para PP como para Cs, y en adelgazar la administración eliminando duplicidades.

Sobre la negociación, los populares argumentan que ya hay experiencia en el diálogo con Ciudadanos, socio del Gobierno en la anterior legislatura y con el que han pactado 155 medidas. Con Vox esperan que se logre un pacto como ha ocurrido en Andalucía “con el mismo modelo de apoyos”: un Gobierno de coalición y el partido de Santiago Abascal en la oposición.

Con las 155 medidas pactadas con Ciudadanos y las exigencias de Vox como hoja de ruta, desde el equipo de Ayuso señalan como algunas de las prioridades del futuro Ejecutivo la vertebración de la región, mejorando conexiones y servicios y con un plan de vivienda para jóvenes -25.000 pisos en alquiler con precios por debajo de mercado- que reparta la población, ahora concentrada en la capital. También alude el PP a reducir a la mitad la lista de espera sanitaria, adelantar el bilingüismo a edades tempranas (0-3 años), o modernizar los hospitales.

Desde Ciudadanos, que estará a cargo de carteras como la de Transporte, Cultura y Políticas Sociales, quieren por ejemplo “mejorar las políticas sociales” y “revolucionar las oficinas de empleo de la Comunidad de Madrid”.

El nuevo Gobierno y la Asamblea de Madrid, por primera vez con seis grupos parlamentarios, se enfrenta además a asignaturas pendientes del anterior mandato. Sobresalen la ley de universidades, la reforma integral de la ley del suelo o la normativa de farmacia, pero también la reforma del Estatuto de Autonomía, que tiene entre sus objetivos eliminar los aforamientos de los diputados.

La búsqueda de consenso permitió en el anterior mandato que la mayoría de las leyes se aprobasen a iniciativa de la oposición, pues Ciudadanos variaba el sentido de sus apoyos, mientras que el actual Parlamento inicia sus funciones divido, a priori, en dos bloques claros, teniendo la derecha la mayoría absoluta.

RELACIONADO