Carmen Calvo denuncia la quiebra y el debilitamiento de lucha contra violencia machista

La vicepresidenta ha expresado su preocupación por el cuestionamiento que de este problema hacen partidos como Vox desde su entrada en las instituciones

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad en funciones, Carmen Calvo, ha denunciado este miércoles una “quiebra en la firmeza” y un debilitamiento de la lucha contra la violencia machista por el cuestionamiento que de este problema hacen partidos como Vox desde su entrada en las instituciones.

“Observo una quiebra en la firmeza y observo también que hay una discusión que no se puede abrir acerca de lo que representa esta violencia. Es más, hay algunos que prácticamente la niegan, ha subrayado Calvo en declaraciones a los medios antes de visitar el sistema policial de vigilancia VioGén.

“No vale poner en riesgo el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, no vale tomar decisiones donde se afloja y donde se debilita la visibilidad de lo que representa el combate contra el machismo”, ha apostillado.

La vicepresidenta ha destacado que es difícil hacer un trabajo de prevención de la violencia machista si no hay unanimidad en la lucha, si se le hace “caso con algunas políticas a un partido que la está cuestionando”. “Tenemos que ser unánimes, firmes, estamos hablando de 1.013 mujeres asesinadas -desde 2003-, 38 en lo que va de año. (…) Somos una sociedad que brilla en el panorama de las democracias y de los estados del mundo por haberse tomado muy en serio este trabajo de decencia”.

En concreto, Calvo ha expresado su preocupación por la “influencia” que Vox está teniendo en Andalucía, algo que transmitió por carta al presidente de la Junta, Juanma Moreno, hace tres meses, un mensaje que no obtuvo respuesta. “Una institución tan importante como la Junta de Andalucía (…) evidentemente no puede flaquear en el Pacto de Violencia porque el partido político o los dos partidos políticos que gobiernan, sí que es verdad que arrastrados por Vox, forman parte de este Pacto y tienen que mantenerse firmes”, ha subrayado Calvo.

Calvo transmitió a Moreno su inquietud por la incorporación de un partido como Vox “que cuestiona claramente muchos de los conceptos” que ha costado décadas impulsar desde la política y las leyes.

Ha recordado que 1.013 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas desde 2003 y 29 menores desde 2013: “Queda mucho tajo y por eso mi preocupación de que nos veamos arrastrados por un partido político de ultraderecha que está cuestionando nada más y nada menos que el trabajo conjunto de todos de cuarenta años de democracia”.

La ministra de Igualdad ha solicitado a los partidos que gobiernan en Andalucía que tengan una “vigilancia extrema de esta situación que debilita el Pacto”.

Además, Calvo ha adelantado que, una vez constituidos todos los gobiernos autonómicos, convocará una reunión sectorial para abordar la coordinación con las comunidades autónomas en lo relativo al combate de la violencia machista.

La polémica campaña andaluza

En cuanto a la polémica campaña andaluza sobre maltrato en la que aparecían modelos sonrientes, la vicepresidenta ha destacado que “ha recibido todo tipo de comentarios” que “es obvio que se merecía” y ha insistido en que la Junta de Andalucía no puede flaquear en la lucha contra la violencia de género.

La vicepresidenta ha hecho hincapié en la necesidad de denunciar la violencia de género porque detecta un claro retroceso en el mensaje social de que hay que denunciar.

En “la inmensa mayoría de las situaciones que afrontamos, incluidos los asesinatos, no se había denunciado. Hay que recordar que no solamente pueden y deberían y queremos que denuncien ellas, lo puede hacer cualquier persona, es una complicidad solidaria y absolutamente imprescindible para proteger” a estas mujeres.

“Pido por favor que las mujeres den un paso al frente, mejoraremos en todo lo posible la respuesta”, ha sentenciado.

En la actualidad, ha dicho Calvo, hay 32.000 personas especializadas que trabajan contra la violencia machista en el sistema VioGén, por el que han pasado 4 millones de casos desde su existencia y en el que en la actualidad se hace seguimiento de 56.000 mujeres: 400 en alto riesgo.

“Seguramente somos el único país del mundo que tiene una dotación de esta naturaleza y todo es poco porque hay que seguir haciendo muchos más esfuerzos de medios, de conciencias, de unidad, de coordinación y de eficiencia: es una situación intolerable que existan asesinatos de mujeres”, ha afirmado.

La vicepresidenta ha advertido de que el Gobierno “no va a parar” en esta lucha y ha pedido al resto de instituciones y poderes del Estado su colaboración.

RELACIONADO