El PIB de la eurozona vuelve a debilitarse y crece apenas un 0,2%

La expansión interanual de la Unión Europa se ha frenado al 1,3%, su peor dato desde finales de 2013

La economía de la eurozona registró entre abril y junio un crecimiento del 0,2%, la mitad que el 0,4% observado en el primer trimestre de 2019, según la estimación preliminar del dato publicada por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat.

En comparación con el segundo trimestre de 2019, el PIB de la zona euro creció un 1,1%, una décima menos que en el primer trimestre y su menor ritmo de expansión interanual desde el cuarto trimestre de 2013.

En el conjunto de la UE, la economía registró en el segundo trimestre un crecimiento del 0,2%, tres décimas menos que en el primer trimestre. En comparación con el mismo trimestre de 2018, la expansión interanual de la UE se ralentizó al 1,3%, su peor dato desde finales de 2013.

De este modo, la economía española, cuyo PIB creció un 0,5% en el segundo trimestre, mantiene un crecimiento sensiblemente superior a la media de la eurozona, a pesar de moderar su ritmo de expansión dos décimas respecto del 0,7% registrado en los tres primeros meses de 2019.

Esta primera estimación preliminar no revisa los datos del PIB de la eurozona y la UE en los trimestres precedentes, recordó la oficina estadística. Eurostat presentará los datos revisados y por países el 14 de agosto y las cifras definitivas del PIB y sus agregados principales previsiblemente el 6 de marzo.

El desempleo de la eurozona cae una décima

La tasa de desempleo en la eurozona cayó una décima durante junio con respecto a mayo y se situó en el 7,5 %, mientras que en el conjunto de la Unión Europea (UE) el indicador permaneció estable en el 6,3 %, según informó Eurostat.

Cuando el pasado 1 de julio Eurostat publicó las cifras de paro de mayo, indicó que la tasa había sido del 7,5 % en el quinto mes de 2019 en los países del euro, pero hoy revisó esa cifra y la elevó al 7,6 %.

El porcentaje de los diecinueve Estados que comparten el euro en junio es el menor desde julio de 2008, en tanto que el de los Veintiocho es el más bajo desde que se inició la serie mensual sobre la tasa de paro en enero del año 2000.

En términos interanuales, el desempleo cayó en el área de la moneda común desde el 8,2 % anotado en junio de 2018 y en toda la UE hizo lo propio desde el 6,8 % registrado en el sexto mes del año pasado.

Por países, las menores cifras de paro en junio de 2019 se detectaron en la República Checa (1,9 %) y Alemania (3,1 %), frente a las más elevadas de Grecia (17,6 % en abril de este año), España (14 % en junio) e Italia (9,7 %).

En el caso de España, Eurostat también corrigió el dato de mayo publicado el 1 de julio y lo elevó desde el 13,6 % hasta el 14,1 %.

Por tanto, el indicador español en junio bajó una décima frente al quinto mes de 2019, y en términos interanuales la caída fue de 1,1 puntos porcentuales, frente al 15,1 % anotado cuando terminó el primer semestre de 2018.

Así, si se realiza la comparación con junio del año pasado, la tasa cayó en veinticuatro Estados miembros, permaneció estable en Estonia y Polonia, y creció en Suecia (del 6,3 % al 6,4 %) y Luxemburgo (del 5,6 % al 5,8 %).

Los principales descensos se produjeron en Grecia (del 19,8 % al 17,6 % entre abril de 2018 y 2019), Chipre (del 8,3 % al 6,5 % entre junio de 2018 y 2019), Croacia (del 8,6 % al 7,1 %), Irlanda (del 5,9 % al 4,5 %) y Eslovaquia (del 6,7 % al 5,4 %).

RELACIONADO