PSOE y Podemos creen que es extrapolable a España el pacto a 4 logrado en Aragón

PSOE y Podemos en Aragón consideran que es exportable al Gobierno Central el acuerdo alcanzado en esta comunidad, que permitirá este miércoles al candidato socialista Javier Lambán revalidar el cargo de presidente con el apoyo de la formación morada y de los diputados de Chunta Aragonesista y Partido Aragonés (PAR).

Llegar a este cuatripartito, el primero en la historia de la Comunidad, no ha sido fácil sino el resultado de muchas horas de trabajo y su “argamasa” debe ser la confianza entre las distintas fuerzas políticas que lo conforman, según ha destacado en declaraciones a los medios tras la primera sesión del debate de investidura el portavoz del grupo socialista en las Cortes de Aragón, Vicente Guillén.

Aunque ha reconocido que no está en posición de aconsejar al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha señalado que le consta -porque se lo ha transmitido al propio Lambán, con quien sí ha hablado- que siente “una gran satisfacción” por que se haya logrado este acuerdo en Aragón.

Un acuerdo que puede ser “modélico” para el resto de España, que podría estudiarse en las facultades de Ciencias Políticas y que no ha sido fácil, lo que puede entender “Pedro Sánchez y cualquier político de España que en este momento está en una situación distinta a la de Aragón”.

En este mismo sentido se ha pronunciado la portavoz de Podemos en el Parlamento aragonés, Maru Díaz, quien ha considerado que las comunidades autónomas han llevado “la delantera” en gobiernos de coalición, que no son novedosos en Aragón, frente al Gobierno Central y que a Pedro Sánchez “le está costando un poco más entender que ya no son tiempos de mayoría absolutas”.

Por ello, debería -a su juicio- mirar a las Comunidades autónomas que han sido capaces de llegar a acuerdos, aunque ha reconocido que la política nacional “no sigue las mismas lógicas” que las políticas autonómicas.

No obstante, ha insistido en que si Sánchez se fijara en Aragón, vería “un buen ejemplo” de cómo se consigue un acuerdo, de cómo se negocia, respetando los tiempos, hablando y escuchando mucho y, al final, pudiendo presentar un acuerdo de investidura y de gobierno.

En su discurso de investidura, el candidato a la presidencia de Aragón, Javier Lambán, se ha afanado en defender esta cuádruple composición del Gobierno, que será por tanto “heterogéneo” desde el punto de vista ideológico pero “homogéneo” en la defensa del Estatuto de Autonomía y en el intento de superación de la crisis social y política que a su juicio vive el país.

Lambán afrontará su segunda legislatura al frente del ejecutivo aragonés tras firmar un acuerdo que incluye 132 medidas que marcan un plan de acción con el horizonte de 2030.

Un Gobierno “verde” y “digital”, que siga encaramado a “lo más alto” de la ola feminista, social y de progreso es lo que pretende conseguir para Aragón el presidente socialista, quien habrá de empeñarse en lograr que los cuatro partidos que van a formarlo pongan en valor lo que les une, y no las cosas -no pocas- que les separan.

Para Lambán, son tres los desafíos a los que se enfrenta Aragón, desafíos “globales”: la emergencia climática, las oportunidades del mercado global y la economía digital.