Ewan gana el sprint de los Campos Elíseos y el colombiano Bernal personaliza "el triunfo de todo un país"

El ciclista australiano Caleb Ewan (Lotto Soudal) se adjudicó la última victoria de etapa en el Tour de Francia 2019, la prestigiosa llegada al sprint en los Campos Elíseos este domingo, mientras que el colombiano Egan Bernal (Team Ineos) celebró el primer título de su país en la ronda gala.

Ewan ganó su tercera etapa en el Tour con un poderoso golpe final a la masiva llegada que se aseguró París a 12 kilómetros de meta, cuando el pelotón dio caza a la pequeña fuga. Bernal vio cumplido su sueño, tras 128 kilómetros que comenzaron en Rambouillet, de subir a lo alto del podio de la capital gala, por delante de su compañero Geraint Thomas y del neerlandés Steven Kruijswijk (Jumbo-Visma).

Antes fue lo esperado, de inicio atravesando el bosque de Rambouillet con el ritmo lento que cambiaría de manera drástica cuando con la entrada a la urbe. El tradicional momento del brindis con el champán del campeón y su equipo, un Bernal agasajado por cada bicicleta que pasaba a su lado, aún incrédulo y esperando el podio.

El pelotón se adentró después en el Valle de Chevreuse y el Team Ineos lo encabezaba a falta de 66 kilómetros de meta, cuando se adentraron en las calles de París. El circuito final en los Campos Elíseos fueron 56 kilómetros, ocho vueltas, y pronto se formó la escapada. Un cuarteto con el español Óscar Fraile, Tratnik, Politt y Scully, sacando casi medio minuto al pelotón.

Las fuerzas iban justas, el adoquín castigaba y lo bonito del escenario, bordearon por primera vez en la historia del Tour la Pirámide del Louvre, comenzaba a verse de manera fugaz con el ritmo 'in crescendo'. En medio de algún pinchazo, como el susto de Geraint Thomas, UAE Team Emirates, Quick Step, Lotto-Soudal y Jumbo-Visma trabajaron en cabeza de la persecución.

A 12 kilómetros del final, se confirmó el sprint como desenlace, un abrir y cerrar de ojos en el que los favoritos fueron tomando posiciones. El grupo en cabeza se estiró en la última vuelta y el último kilómetro hizo ya criba. A falta de 300 metros todos hicieron sus apuestas, menos Ewan, que se guardó el estallido que le dio la prestigiosa llegada en París, por delante de Dylan Groenewegen (Jumbo) y Niccolo Bonifazio (Total Direct Énergi).

A otro ritmo bien distinto, pero con la gloria de su parte entraron Bernal, maillot blanco también como mejor joven, y su equipo. El premio a la mejor escuadra fue para el español Movistar, Romain Bardet se enfundó el maillot de lunares; Peter Sagan, maillot verde y Julian Alaphilippe, que vistió de amarillo 14 etapas, fue el supercombativo.

"Colombia lo merecía"

Bernal se mostró "orgulloso" por ser el primer ciclista de su país en ganar el Tour de Francia, un logro que merecían y que aún tiene que asimilar, después de cruzar la meta este domingo en los Campos Elíseos.

"Es increíble, no sé qué decir. Gané el Tour, pero sigo sin creérmelo. Necesito un par de días para asimilar esto. Vi a mi familia y sólo quería abrazarlos. Es una felicidad que no puedo describir. Es solo felicidad", dijo en declaraciones a los medios de la ronda gala, tras la última etapa.

Bernal se hizo con el amarillo en los Alpes y logró su primera 'grande', el primer Tour para un país con tradición ciclista. "Es nuestro primer Tour de Francia: muchos colombianos lo han intentado, hemos tenido muy buenos ciclistas, tenemos una gran historia en este deporte, hemos ganado el Giro y La Vuelta pero nos faltaba el Tour. Colombia lo merecía", afirmó.

"Estoy orgulloso de ser el primer colombiano en ganar el Tour. No sé qué viene ahora. Solo quiero llegar a casa y asimilarlo, porque todavía no me lo creo. Primero asimilar y luego ver el siguiente paso. ¿Fiesta esta noche? Eso espero. Quiero disfrutar con mi familia, ellos lo merecen", añadió.

Leer más noticias sobre