El Ibex 35 gana un 0,6% en la semana pero se aleja de los 9.300 puntos

El Ibex 35 ha finalizado la sesión de este viernes con una caída del 0,69%, hasta situarse en los 9.225,5 puntos, lastrado por la banca en una jornada de resultados empresariales.

El selectivo ha avanzado un 0,6% en el conjunto de la semana, que ha estado marcada por la reunión del Banco Central Europeo (BCE), en la que abrió la puerta a una nueva bajada de tipos en septiembre, y la investidura fallida de Pedro Sánchez, que le han llevado a alejarse de la cota de los 9.300 puntos que recuperó el miércoles.

El peso del sector bancario en el Ibex 35 ha provocado que la Bolsa española se resienta más que el resto de plazas europeas, que han presentado ascensos este viernes del 0,8% en Londres, del 0,47% en Fráncfort y del 0,57% en París.

El analista de XTB Ignacio Serrats ha apuntado que las bolsas europeas también se han visto azotadas por el nombramiento de Boris Johnson como primer ministro británico, por ser partidario del ‘Brexit duro’.

Asimismo, ha señalado que las tensiones entre Irán y EE.UU. continúan impulsando al alza el precio del petróleo. En este sentido, el barril de petróleo de calidad Brent, referencia para el Viejo Continente, registraba a cierre de mercado un precio de 63,15 dólares, mientras que el West Texas Intermediate (WTI) se colocaba en 55,8 dólares.

Dentro del Ibex, las mayores pérdidas las han presentado CaixaBank y Sabadell, que se han desplomado un 6,65% y un 6,59% en la sesión, respectivamente. CaixaBank ha comunicado este viernes un beneficio semestral de 622 millones tras asumir el coste del acuerdo laboral, lo que supone un 52,1% menos que en el mismo periodo de un año antes, mientras que Sabadell ha elevado el suyo un 340% por menores provisiones y la ausencia de extraordinarios derivados de la migración de TSB, hasta 532 millones de euros.

El analista de XTB ha explicado que estos resultados han sido “decepcionantes” para los inversores, ya que CaixaBank ha presentado bajadas en varias partidas del negocio como comisiones o resultado de operaciones financieras y Sabadell ha mejorado sus resultados por una menor cuantía de provisiones, y no por una mejora intrínseca en el negocio.

Por detrás se ha situado Acerinox, con una caída de sus títulos del 4,8%, tras presentar también resultados. La compañía recortó un 50% su beneficio, hasta 69 millones de euros, afectado por los bajos precios en Europa y Asia.

También en el terreno negativo han destacado Bankia (-4,74%), Indra (-4,7%), Bankinter (-3,24%), Ence (-2,17%), IAG (-1,98%), MásMóvil (-1,92%), Siemens Gamesa (-1,9%) y Arcelormittal (-1,69%).

Por el contrario, Cellnex ha liderado los ascensos, con una revalorización bursátil del 3,28% tras cerrar el primer semestre sin beneficio, frente a pérdidas de 31 millones.

También en ‘verde’ se han situado Inditex (+0,43%), Grifols (+0,37%), Meliá (+0,36%), Repsol (+0,3%), Colonial (+0,29%), Amadeus (+0,24%), Viscofan (+0,12%) y Ferrovial (+0,12%).

Repsol se dispara casi un 10% en la semana

Entre los valores destacados del Ibex 35 en estos últimos cinco días sobresalió Repsol, con una revalorización de sus títulos en la semana de casi el 10%, para cerrar en los 14,58 euros.

Los títulos de la petrolera se dispararon especialmente en la sesión del miércoles, cuando tras presentar sus resultados del primer semestre y anunciar un aumento de la retribución de sus accionistas, a través de la amortización de un 5% del capital social, vivieron su mejor jornada en Bolsa en los últimos tres años y remontaron un 6%.

Por último, la cotización del euro frente al dólar se rebajaba hasta 1,1117 ‘billetes verdes’, mientras que la prima de riesgo española se situaba en 74 puntos básicos, con el interés exigido al bono a diez años en el 0,377%.

De cara a la próxima semana, desde XTB prevén que el Ibex se mueva entre los 9.300 y los 9.500 puntos, en un escenario “calmado” que busca seguir la tendencia alcista del mercado americano, aunque podría cotizar por debajo de esta horquilla si vuelve la incertidumbre Europea con el Brexit, la guerra comercial entre China y Estados Unidos o las tensiones petroleras con Irán.

Además, el próximo miércoles la Reserva Federal podría rebajar el precio del dinero, lo que iniciaría “un efecto dominó en la flexibilización monetaria de los principales bancos centrales a nivel mundial”, ha señalado el analista.