Calvo, antes de la investidura: ‘Podemos nos ha pedido literalmente el Gobierno’

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha acusado a Unidas Podemos de haber exigido "literalmente el Gobierno" y pretender que al PSOE no le quedara "apenas nada". Según la número dos del Ejecutivo, el partido morado no ha querido negociar porque no se ha movido de su petición inicial. En una entrevista en la Cadena Ser, Calvo ha recalcado que las competencias que pretendía Podemos suponían "todos los ingresos, más de la mitad del gasto" y las políticas clave de cualquier proyecto de la izquierda lo que, a su juicio, demuestra que han pretendido negociar una posición que no se corresponde a los resultados electorales del partido de Iglesias.

Calvo ha recalcado que mientras los socialistas se han movido en varias ocasiones a lo largo de la negociación, el secretario de Acción política de Unidas Podemos, Pablo Echenique seguía ayer a las siete de la tarde defendiendo el mismo documento que pusieron sobre la mesa el sábado pasado. Un texto en el que, ha lamentado, exigían competencias para poder “trufar todo el Consejo de Ministros” y tener “un Gobierno en paralelo”. Hay que recordar que, según ese documento que filtró el miércoles por la tarde el PSOE, la formación de Iglesias reclamaba una vicepresidencia y cinco ministerios, entre ellos dos que son clave en la acción de cualquier Ejecutivo, Trabajo y Hacienda:

1) Ministerio de Derechos Sociales, Igualdad y Economía de los Cuidados
2) Ministerio de Trabajo, Seguridad Social y Lucha contra la Precariedad
3) Ministerio de Transición Energética, Medioambiente y Derechos de los Animales
4) Ministerio de Justicia Fiscal y Lucha contra el Fraude
5) Ministerio de Ciencia, Innovación, Universidades y Economía Digital

Ante este documento de negociación de Podemos, la vicepresidenta se ha cuestionado qué haría el PSOE en un gobierno de esa naturaleza, añadiendo que “apenas le quedaría nada”. Ha afeado a Podemos que no tuviera un principio “de realidad”. “Ha pretendido negociar en una posición que no se corresponden a las urnas”, ha indicado, asegurando que el PSOE ha hecho el “gran esfuerzo” en las negociaciones y ha tomado siempre la iniciativa, mientras Podemos “parecía que no estaba”.

Calvo ha recordado que en la tarde del miércoles y una vez constatada la falta de avances en la negociación, el candidato a la investidura, Pedro Sánchez, llamó al líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien volvió a reclamar al presidente en funciones “ministerios nucleares”, pese a que eso es algo que el PSOE no podía aceptar. Eso sí, Calvo ha negado de plano que en la negociación, el Gobierno negara el Ministerio de Trabajo a Unidas Podemos poniendo como excusa que la CEOE no quiere al partido de Iglesias en esa cartera.

En resumidas cuentas, Calvo ha asegurado que el partido de Pablo Iglesias intentó hacer un “doble gobierno”, pidiendo competencias que atravesaban “todas las áreas”. Ha llegado a decir que Podemos quiere para sí mismo el gobierno “entero” y aceptar sus exigencias supondría “entregar el programa electoral” socialista a la formación ‘morada’.

Queda claro que el desencuentro entre el PSOE y Podemos es total, que la segunda votación de investidura de Pedro Sánchez que tendrá lugar a partir de las dos y media de la tarde está abocada al fracaso y que ninguna de las dos partes está dispuesta a ceder para evitar ese desenlace. El jefe del equipo negociador del partido morado, Pablo Echenique, también ha recorrido varios medios para exponer su propio relato del fiasco, en el que el PSOE es el único responsable de que se hayan roto las negociaciones.

Echenique ha dicho en la SER que la oferta de ministerios hecha por los socialistas “suena bien”, pero que en realidad las carteras que les han propuesto están “vacías en competencias”. Según ha dicho, el PSOE “nunca” ha aceptado que Podemos pueda tener competencias “reales” para poder “cambiar la vida de la gente”, y ha puesto como ejemplo poder subir el salario mínimo interprofesional, bajar la factura de la luz o igualar los permisos de paternidad y maternidad. Lamentablemente esta ha sido la historia de las casi 20 horas que nos hemos pasado hablando con el PSOE”, ha asegurado y ha recalcado que los socialistas ofrecían un papel “pequeñito” en la coalición. Echenique ha criticado que el PSOE decidiera dar por rotas las negociaciones ayer por la tarde cuando, a su juicio, había tiempo para avanzar en la negociación. “Yo habría seguido hablando más horas, pero ellos decidieron romper la negociación”, ha alegado.

RELACIONADO