Los agentes de tráfico pueden grabar ya a los conductores con síntomas de haberse drogado

El fiscal de Sala de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, ha señalado que este sistema busca suplir la imposibilidad de conseguir una tasa de consumo en drogas, como existe con el alcohol

Los agentes de tráfico de Policía, Guardia Civil y fuerzas de seguridad autonómicas tienen permiso desde este viernes 19 de julio para realizar un examen a conductores que muestren síntomas de haber consumido drogas, como el análisis de la pupila, así como a grabarlos para dar constancia de los síntomas descritos.

De este modo, recogerán su análisis en un acta elaborada por la Fiscalía de Seguridad Vial, que determinará los niveles de consumo de drogas al volante y, por tanto, la posible derivación de un caso por vía penal.

El fiscal de Sala de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, ha señalado que este sistema busca suplir la imposibilidad de conseguir una tasa de consumo en drogas, como existe con el alcohol. Así, basándose en la ciencia y en pruebas que ya se hacen en Europa y Estados Unidos, se analizarán síntomas y comportamientos del conductor sobre los que el agente podrá levantar atestado.

“Esto no implica una condena”, ha indicado Vargas, que ha precisado que los datos de esta evaluación deberán acompañarse del control de saliva y de una investigación forense para continuar con el procedimiento judicial, en el caso de que así fuera necesario.