ERC no desvela su voto en la investidura, JxCat se inclina por el ‘no’ y Bildu por la abstención

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha mantenido este viernes la incógnita sobre cuál será el sentido de voto de su partido en el Congreso de los Diputados en el debate de investidura de Pedro Sánchez de la semana que viene. Los republicanos se han motrado siempre a favor de facilitar un Gobierno de la izquierda y hacen un llamamiento a que se entiendan el PSOE y Podemos. JxCat decidirá el voto tras escuchar el lunes a Sánchez, pero su probable apuesta por el no es mucho más previsible.

En declaraciones a los periodistas tras reunirse la dirección del partido, Rufián ha alegado que ERC no se puede pronunciar sobre algo que “no existe” -el acuerdo PSOE-Podemos-, y ha pedido a los dos partidos que, por responsabilidad, lleguen a un pacto para desencallar la legislatura. “Si no -ha asegurado- lo pagará toda la izquierda”. ERC tampoco quiere avanzar y explicar qué hará si PSOE y Podemos eventualmente llegan a un acuerdo antes del pleno o que hará si no llegan a ninguno, y su portavoz en el Congreso se ha limitado a insistir que están abiertos a cualquier escenario concluyendo: “Por ERC no será”.

JxCat decidirá si facilita la investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez, “el lunes por la noche”, pero la diputada del espacio posconvergente en el Congreso, Laura Borràs, ya ha avanzado que, en estos momentos, tienen “muchos motivos para votar que no”. “No se dan los condicionantes para poder votar a Pedro Sánchez. El catalanismo político no ha regalado nunca sus votos y no se entendería que lo hiciera ahora”, ha asegurado en rueda de prensa en el Parlament, donde ha reprochado al líder del PSOE su “arrogancia”, “aversión al pacto” y voluntad de “humillar a la oposición”.

En este sentido, ha reprochado al presidente en funciones que les haya “menospreciado” y que ni siquiera les haya llamado a participar en las últimas rondas de contactos. “Las urnas no le han dado el derecho a la arrogancia, ni el derecho a un gobierno en solitario, ni el derecho a rehuir los pactos”, ha avisado.

Por su parte, la portavoz de EH Bildu en el Congreso de los diputados, Mertxe Aizpurua, ha afirmado que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, no tendrá el “apoyo activo” de la coalición soberanista para su investidura, pero tampoco la obstaculizará, dando a entender que se inclina por la abstención.

En una rueda de prensa celebrada en San Sebastián, Aizpurua no ha querido concretar expresamente cuál va a ser el sentido del voto de EH Bildu, pero ha asegurado que, en todo caso, con “la postura que considere adecuada”, no va a ser “un obstáculo” para la investidura de Sánchez, “sea cual sea el resultado” de las negociaciones entre el secretario general del PSOE y el de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. Tras apuntar que Pedro Sánchez ha dado muestras de no querer el apoyo activo ni pasivo de EH Bildu, ha precisado que, en todo caso, “el apoyo activo no lo va a tener”.