De Carreras: “Rivera me dijo que quería sustituir al PP y encabezar la derecha”

Uno de los fundadores de Cs, cuya marcha se conoció esta semana, arremete contra el partido naranja, que a su juicio ha evolucionado hacia un nacionalismo español "contrario a su ideario"

Uno de los fundadores de Ciudadanos, Francesc de Carreras, se dio de baja de Ciudadanos hace más de tres meses, después de que la Ejecutiva del partido decidiera por unanimidad no pactar con el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, una medida que adoptó la dirección el 18 de febrero pasado y se ratificó el 24 de junio. Sin embargo, hasta esta semana, su marcha ha permanecido en secreto.

Hace un mes, De Carreras, profesor de Derecho Constitucional, escribió un artículo en ‘El País’ en el que pedía al presidente de la formación, Albert Rivera, que buscara un pacto con Pedro Sánchez para dar estabilidad al Gobierno. Incluso llamó a su líder “adolescente caprichoso”.

Ahora, en una entrevista que publica este viernes también ‘El País’, asegura que no le gusta la deriva hacia la derecha del partido desde hace tiempo, pero que fue a partir de las elecciones andaluzas cuando se llegó a un acuerdo con Vox cuando empezó a darse cuenta de lo que pasaba “No me gustó, pero si era una excepción, bueno. Después, vi que dirigentes de Cs decían que lo de Andalucía se generalizaría. Y que iba a peor cuando Rivera convocó el acto de Colón. Fue un acto de nacionalismo español claro. Aquello me gustó muy poco. Y, cuando ya explícitamente se dijo que se podía pactar con Vox pero nunca se pactaría con el PSOE, pensé que Cs había perdido su posición central, había escogido solo un bando” dice.

En este sentido, va más allá, asegurando que el partido naranja ha evolucionado hacia un nacionalismo español “contrario a su ideario” y hace una comparación con el PP y el PSOE. Para Carreras, los dos partidos del bipartidismo “tienen una idea de España, pero no son identitarios”.

“No hablan de una España unida para la eternidad y desde el principio de los tiempos. Esto tiene consecuencias, aunque Cs en esto no ha caído: antieuropeísmo y políticas antiinmigratorias. En esto sí ha caído Vox, parte del nacionalismo catalán, y es malo desde el punto de vista de una democracia liberal”, asevera.

En concreto, subraya que vio esos gestos “nacionalistas” en el acto de Colón y de ahí en adelante. Esos cambios se constataron totalmente para él “después (de Colón), al pactar con Vox, que alardea ser un partido nacionalista español; eso te contagia. Cs no quiere pactar con ERC o Convergencia, pues por lo mismo no tiene que pactar con Vox. Esto causa desazón en muchos de nosotros”, indica.

A pesar de sus ataques a Rivera, reconoce sin embargo que tiene “una gran admiración” por él, “además de una amistad”. “Sin Rivera, Ciudadanos no existiría. Tiene unas grandes condiciones políticas. Nadie está libre de defectos y de cometer errores”, dice, para luego comentar que la posición que ha tomado de “querer sustituir como líder a la derecha al PP, cuando luego buscas la alianza con el PP” es algo que no entiende.

Por último, reconoce que Rivera le dijo directamente que “quería sustituir al PP”, ya que “desde la posición de un partido bisagra no se gobierna.” 

“Me dijo que lo que pretendemos nosotros (Ciudadanos) es sustituir al PP como primer partido de la derecha, y entonces podremos llevar a cabo las reformas que queremos”, afirma.