‘Bienvenida a casa’: el caluroso recibimiento a la congresista musulmana atacada por Trump

La congresista estadounidense musulmana Ilhan Omar ha sido recibida por decenas de personas en el aeropuerto de Minneapolis-Saint Paul, en Minnesota, que coreaban "¡Bienvenida a casa!". Esta calurosa acogida en el Estado que representa Omar responde a la polémica racista desencadenada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a los gritos de "Mándala de vuelta a su país" lanzados por sus seguidores en un mitin.

El pasado fin de semana Trump publicó unos mensajes en su cuenta de Twitter en los que instaba a cuatro congresistas demócratas de la Cámara de Representantes a regresar a “sus países”, cuando todas son estadounidenses, tres de ellas de nacimiento. Omar, sin embargo, llegó de Somalia siendo una niña, motivo por el que el presidente de EEUU la ha colocado en el centro de la diana.

En el mitin que ofreció esta semana en Carolina del Norte, Trump lanzó acusaciones sin ningún fundamento contra la congresista como la de haber pedido compasión para los miembros del Estado Islámico o de enorgullecerse de Al Qaeda. Miles de asistentes comenzaron a gritar: “¡Envíala de vuelta, envíala de vuelta!”. Él guardó silencio durante 14 segundos y los dejó continuar. Sin embargo, el pasado jueves el mandatario dijo en la Casa Blanca que no estaba de acuerdo con lo que estaba coreando la gente y por esa razón comenzó a hablar “muy rápido”.

 

 

 

RELACIONADO