Trump redobla su ataque a las congresistas demócratas y su público pide expulsar a una de ellas: “¡Envíala de vuelta!”

El presidente de EEUU, que ha encontrado un arma que considera infalible para su reelección, carga contra Ilhan Omar, refugiada somalí, en un mitin y sus seguidores se ceban con ella

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha vuelto a arremeter este miércoles contra cuatro congresistas demócratas de ascendencia extranjera durante un mitin en la localidad de Greenville, en Carolina del Norte. A pesar de las críticas recibidas durante los últimos días por haber instado a las diputadas a abandonar el país, el dirigente ha vuelto a tildarlas de “extremistas”, según ha informado la cadena de noticias local ABC.

Trump, que las había acusado de “escupir” algunas de las expresiones “más viles, odiosas y asquerosas que haya dicho nunca un político en la Cámara de Representantes o el Senado”, ha señalado que las congresistas “están contribuyendo a crear e impulsar una militancia peligrosa de extrema izquierda“.

El presidente ha vuelto a cargar así contra las cuatro congresistas situadas en la corriente más progresista del Partido Demócrata -Alexandria Ocasio-Cortez, Ilhan Omar, Ayana Pressley y Rashiba Tlaib- y que se han mostrado especialmente críticas con la política migratoria del Gobierno.

Todas ellas son ciudadanas estadounidenses, y tres de ellas nacieron en Estados Unidos, mientras que Omar procede de Mogadiscio (Somalia) pero obtuvo la ciudadanía estadounidense cuando era adolescente, después de llegar como refugiada al país.

Al nombrar en concreto a Omar durante el mitin, miles de seguidores del magnate neoyorquino han proferido gritos y han coreado al unísono: “¡Envíala de vuelta!”. Trump ha guardado silencio y a continuación ha aprovechado la ocasión para reiterar sus ataques.

“Tengo una sugerencia para las extremistas llenas de odio que están constantemente tratando de romper este país”, ha manifestado. “Nunca tienen nada bueno que decir, por eso les digo que si no les gusta, que lo dejen ir”, ha sostenido.

Tras finalizar el mitin, el presidente ha asegurado que “juntos, los estadounidenses seguirán liberando el poder de las empresas estadounidenses para que todos los estadounidenses puedan conocer la dignidad del trabajo y el orgullo de un sueldo. ¡Con su ayuda, elegiremos un Congreso Republicano para crear un sistema de inmigración seguro, moderno, justo y LEGAL!”.

En este sentido, ha subrayado que el Partido Republicano es la formación de “todos los estadounidenses”. “Somos el partido de los trabajadores estadounidenses, de la familia estadounidense y del sueño estadounidense”, ha afirmado.

El caso es que con los tuits en los que pedía a cuatro congresistas demócratas volver “a su país”, el presidente de EEUU ha encontrado un arma que considera infalible para su reelección en 2020: atacar a un grupo de rivales que su base desprecia y que le permiten mantener vivas las tensiones raciales.

En ese sentido, un portavoz de la campaña de reelección de Trump, Daniel Bucheli, dijo a Efe que los ataques a las congresistas querían transmitir el mensaje de que el mandatario “ama a este país, el más grandioso del mundo, y discrepa firmemente con aquellos políticos que constantemente lo desprecian”.

Ese mensaje podría calar hondo entre los votantes de Trump, que parece decidido a “movilizar a su base, sin intentar convencer a independientes o moderados”, según Mark Peterson, profesor de políticas en la Universidad de California en Los Ángeles. “Pero es una estrategia arriesgada“, aseguró Peterson.

Trump lleva cuatro años sacando rédito a sus ataques contra minorías, pero en los comicios legislativos de 2018, sus denuncias sobre las caravanas de inmigrantes que se acercaban a EEUU no impidieron que los republicanos perdieran la Cámara Baja.

Este mismo miércoles, el mandatario publicó en Twitter un vídeo lleno de imágenes patrióticas que concluía con la frase “Estados Unidos: una ‘brigada’ bajo Dios“, en clara referencia a las congresistas, que forman parte de un grupo conocido como ‘La brigada’ (‘The squad’).

RELACIONADO