Sánchez propone un Gobierno de Coalición, pero sin Iglesias, el gran escollo

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, a poco más de setenta y dos horas de que se inicie la investidura, ha vuelto a poner encima de la mesa la propuesta de un Gobierno de Coalición con miembros de Unidas Podemos, siempre que entre ellos no esté Pablo Iglesias, y que él pueda elegir a los propuestos para contar con un Gobierno homogéneo y compacto, ante lo que califica como una situación grave, una de las más graves, ha dicho que puede presentarse en Cataluña con la sentencia del “Procés”. La Propuesta, ha dicho, la mantiene hasta la semana que viene.

En una entrevista con García Ferreras en la Sexta, el presidente Sánchez ha explicado por primera vez, por qué no puede estar Iglesias en ese Gobierno que tiene que ser un Gobierno cohesionado en el que no haya fisuras, y ha esgrimido razones políticas (por lo que defiende tanto en muchos temas, pero sobre todo en el contencioso catalán, con su defensa del derecho de autodeterminación, del Referéndum de independencia de Cataluña y la concepción de los procesados como presos políticos) y razones funcionales, porque Iglesias dice que no controla todas las federaciones de su partido, a raíz del caso de la Rioja donde la única diputada de Podemos ha votado en contra de la candidata socialista, y no hay garantías de que haya unidad de criterios entre Iglesias y el resto del partido.

Por eso, en estos momentos, el principal escollo para que haya una solución al bloqueo actual es, precisamente Pablo Iglesias, que según ha revelado Sánchez a la Ejecutiva reunida esta mañana en Ferraz, a lo largo de todas estas semanas ha pedido ser vicepresidente para Asuntos Sociales , el Ministerio de Trabajo, el Ministerio de Hacienda y toda la comunicación del Gobierno, con lo que se entiende que es también el control de la Televisión pública y la agencia oficial Efe, algo que ya pidió además del CNI, en la primera investidura fallida de Sánchez en 2017, cuando apareció en el Parlamento, mientras Sánchez estaba en la Zarzuela despachando con el Rey, rodeado de los candidatos que iban a entrar en el gabinete de Sánchez, todos ellos fuera ahora del partido.

En un tono tranquilo pero duro, duro en el gesto y duro en la expresión, el señor Sánchez insistió en que el 99 por ciento del tiempo que han dedicado él y Pablo Iglesias, en las seis entrevistas, públicas y privadas, que se han celebrado, ha estado dirigidas a hablar del futuro gobierno de coalición y sobre todo, de quiénes iban a entrar en ese gobierno, con especial insistencia en el nombre de Pablo Iglesias.

Por eso, en su intervención ha querido pronunciarse con total claridad, aunque ha sonado como la respuesta a un miembro de la oposición y no a alguien que representa a un partido con quien se quiere hacer una Coalición, la primera que se hace en España en cuarenta años, “El principal escollo para que haya acuerdo con Podemos es la presencia de Iglesias en el Gobierno”, ampliando que no puede tener de vicepresidente a alguien como Iglesias “que no confía en el Presidente”. José Oneto