La única diputada de Podemos en La Rioja tumba en la segunda votación el Gobierno del PSOE

Los socialistas se han negado a que la formación morada entre en el Ejecutivo y Raquel Romero ha votado 'no' a la investidura

La diputada de Podemos Raquel Romero ha mantenido su bloqueo y ha truncado, con su voto en contra, la investidura en segunda votación de la candidata socialista a la Presidencia del Gobierno riojano, Concha Andreu, que no ha logrado la mayoría simple del Parlamento regional. Sin embargo, Andreu ha asegurado que seguirá intentándolo “hasta el límite de nuestras posibilidades”, ya que no contempla una repetición de las elecciones.

Andreu ha contado con 16 votos a favor -15 del PSOE y uno de la diputada de Unidas Podemos por IU, Henar Moreno- y 17 en contra -12 del PP, 4 de Ciudadanos y el de Romero-.

Romero, el pasado día 16, también bloqueó que Andreu fuese investida en una primera votación, en la que necesitaba la mayoría absoluta; y las reuniones mantenidas durante las últimas horas entre PSOE y Podemos no han fructificado, dado que los socialistas no aceptan la petición de la coalición de formar parte del Consejo de Gobierno.

Ahora se abre un plazo de dos meses para que la candidata busque la confianza del Parlamento riojano para una nueva votación y, si no lo consigue, la Cámara se disolverá automáticamente y se convocarán nuevas elecciones autonómicas.

Podemos había asegurado horas antes de la investidura fallida, tras fracasar las reuniones, que “el PSOE está utilizando La Rioja como forma de presión a Pablo Iglesias”, en alusión a la ruptura de negociaciones de cara a la investidura de la candidata socialista a la Presidencia del Gobierno regional.

Podemos en La Rioja, en una nota, ha lamentado que el PSOE regional no quiera negociar el acuerdo para un ejecutivo de coalición y mantenga su veto a ceder la entrada en el Consejo de Gobierno a la coalición morada. Por ello, Romero no ha apoyado a Andreu en la segunda votación que se ha celebrado en el Parlamento de La Rioja.

Podemos tiene “la sensación de que, posiblemente, seguramente, la posición del PSOE en La Rioja nada tiene que ver con los intereses de La Rioja y sí mucho con la investidura de Pedro Sánchez y los intereses del partido dictados desde Madrid”.

“Ojalá, cuando pase la investidura de Sánchez, el PSOE recupere la cordura y se siente a negociar en serio un gobierno de coalición para La Rioja”, ha resaltado, ya que cree que “el PSOE está utilizando La Rioja como forma de presión a Pablo Iglesias y eso es intolerable”.

Podemos continúa con “la mano tendida, sin líneas rojas” y dispuesta a trabajar todo el verano para que La Rioja tenga un gobierno de progreso y ha lamentado que este jueves no haya sido posible alcanzar un acuerdo con el PSOE al mantener su “veto” a la coalición.

Así, ha insistido en que los riojanos no se merecen “el espectáculo bochornoso al que les está sometiendo el PSOE de La Rioja” y no entiende que, “tras casi 25 años de gobierno y políticas del PP”, el PSOE “se enroque en un claro y visible odio visceral e irracional” hacia Podemos, en vez de pensar en el futuro de La Rioja.

Pedro Sánchez tacha el bloqueo de “durísimo”

Sobre el bloqueo político en La Rioja ha opinado el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que ha calificado lo sucedido de “durísimo”.  “Me parece durísimo porque son 24 años de gobierno del PP y lo único que se le está pidiendo a la diputada de Unidas Podemos es que, al menos, facilite ese cambio”, ha dicho Sánchez en una entrevista en La Sexta.

El presidente ha reconocido además que “hay un cierto riesgo” de que ocurra algo similar con Iglesias en la votación de la próxima semana para su investidura como presidente del Gobierno español.

En La Rioja, ha dicho, quien ganó las elecciones fue Concha Andreu y lo que se le ha pedido a Raquel Romero es que no impidiera el cambio de Gobierno que la ciudadanía riojana pidió en las elecciones.