El cofundador de Cs y ‘padre político’ de Rivera se da de baja del partido por el veto a Sánchez

El jurista Francesc de Carreras, uno de los fundadores de Ciudadanos (Cs), se ha dado de baja en el partido al no compartir la decisión de la Ejecutiva de la formación de no pactar con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, para facilitar su investidura como presidente del Ejecutivo. Esta decisión de quien está considerado como el 'padre político' del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, se suma a los abandonos de Xavier Pericay, cofundador de la formación naranja, o el ex portavoz adjunto del partido naranja en el Congreso y secretario de Programas y Áreas Sectoriales del partido, Toni Roldán.

De Carreras, han concretado las fuentes a EFE y Europa Press, anunció su baja en Ciudadanos hace meses, después de que la Ejecutiva del partido decidiera por unanimidad no pactar con Pedro Sánchez, una medida que adoptó la dirección el 18 de febrero pasado y se ratificó el 24 de junio.

El jurista y articulista Francesc de Carreras, uno de los intelectuales que estuvieron en el origen de Ciudadanos en Cataluña, se ha mostrado en las últimas semanas muy crítico con Albert Rivera, al que llegó a llamar “adolescente caprichoso” y le acusó acusó de dar prioridad a los supuestos intereses de partido por encima de los intereses de España, en una carta publicada recientemente en El País.

De Carreras, afiliado al partido desde su fundación en 2006, censura el “giro estratégico de 180 grados” que aprecia en Rivera al priorizar “los supuestos intereses de partido a los intereses de España”. “Es ir contra toda tu trayectoria política, contra la trayectoria de Cs. Se te acusará, con razón, que por tu culpa lanzas al PSOE a pactar con Podemos y los nacionalistas, precisamente aquello que Cs quería impedir”, justificaba entonces.

El que fuera fundador de la formación naranja carga así contra la decisión de la Ejecutiva de Ciudadanos de no negociar la investidura de Sánchez como presidente del Gobierno, algo que sí hizo en las elecciones de 2016.

Esta decisión, que provocó la salida inmediata del eurodiputado Javier Nart, fue acordada por 24 de los 35 miembros que componen el Comité Ejecutivo de la formación para no facilitar la investidura de Sánchez, que había sido adoptada por todos sus miembros el pasado 3 de junio. En un partido acostumbrado a aprobar las decisiones por unanimidad, cualquier discrepancia en las votaciones resulta significativa.