Torra amenaza a Sánchez: ‘Votaré no a su investidura si no hay una propuesta para dar voz a Cataluña”

El presidente catalán propone al jefe del Ejecutivo en funciones negociar a partir del "respeto escrupuloso de los derechos humanos, civiles y sociales, incluido el derecho a la autodeterminación"

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha publicado una carta abierta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en ‘La Vanguardia’ en la que, en resumen, le advierte de que si no hay un referéndum de autodeterminación votará ‘no’ a su investidura.

En la misiva, Torra defiende votar en contra de la investidura si el líder socialista no hace una propuesta “para dar la voz al pueblo de Catalunya”. El presidente catalán propone volver a la mesa de negociación a partir del “respeto escrupuloso de los derechos humanos, civiles y sociales, incluido el derecho a la autodeterminación”.

En ese sentido, le advierte al presidente del Gobierno de que “si continúa transitando este espacio que encalla, enfanga y criminaliza la voluntad política y democrática de los catalanes, desde mi punto de vista y de acuerdo con mi conciencia, no tiene ningún sentido darle una vez más el apoyo para renovar la presidencia”.

Con el título ‘Le invito a mirar lejos’, Torra pide a Sánchez que “vuelva a la mesa del diálogo de donde no nos hemos levantado ni nos levantaremos nunca”.

“Es con quien tienes diferencias con quien hace falta dialogar. Está en sus manos cambiar este rumbo que no lleva a ninguna parte”, asegura el presidente de la Generalitat.

Puede usted tener la tentación de convocar otras elecciones para acabar de ganar unos cuantos votos más. Pero, como le decía al principio, llega un momento en el cual se debe anteponer el sentido de Estado a los intereses de partido. Algún día, si se quiere ofrecer una respuesta duradera, será necesario dar la palabra a los ciudadanos para hacer frente a un problema que en la Europa del siglo XXI no corresponde resolver a los tribunales ni con represión”, asevera el jefe del Ejecutivo catalán a Sánchez.

Para el presidente catalán, el balance no es positivo, porque a su juicio la llegada de Sánchez ha conllevado más represión: “Nuevas causas abiertas en los juzgados a instancias de los abogados del Estado, persecución ideológica a las acciones de Gobierno en el extranjero, un control extraordinario de las cuentas de la Generalitat”, y le ha reprochado no haber cumplido con inversiones en infraestructuras ni haber destinado suficiente gasto social.

Así, le ha recordado que “accedió a la presidencia gracias al apoyo de la mayoría de los diputados catalanes, de los grupos independentistas”, en lo que ha etiquetado como un gesto de generosidad y como un voto de confianza que a su parecer no se ha visto compensado.

“Le invito a mirar lejos. Que es la mejor manera de mirar de cerca a la gente que nos ha dado su confianza”, ha seguido, y le ha emplazado a pensar una solución de largo recorrido.

RELACIONADO