Bruselas investiga a Amazon por posibles abusos monopolísticos

La Comisión Europea quiere saber el modo en que el gigante tecnológico utilizó datos sensibles de terceros obtenidos a través de sus 'marketplace' o puntos de venta

La Comisión Europea ha anunciado este miércoles la apertura de una investigación en profundidad a la multinacional estadounidense Amazon para aclarar si ha habido abusos monopolísticos en el uso de los datos comerciales de quienes venden sus productos a través de la plataforma online.

El expediente formal abierto por Bruselas servirá para aclarar si Amazon vulneró las reglas europeas en materia de competencia, por ejemplo en el modo en que utilizó datos sensibles de terceros obtenidos a través de sus ‘marketplace’ (o puntos de venta) o bien el tratamiento de los datos de los ganadores de la ‘Buy Box’ de la plataforma.

También examinarán en detalle el impacto en dicha selección del uso por Amazon de información sensible sobre los puntos de venta de los vendedores incluidos en el listado.

La ‘Buy Box’ aparece de manera visible en el sitio de Amazon y permite a los clientes añadir directamente a su cesta de la compra artículos de un comerciante concreto, por lo que ganar esta ventaja resulta esencial para los vendedores, ya que al final la mayoría de las ventas pasan por esta transacción.

“La venta online ha aumentado las posibilidades de elección para los usuarios y la bajada de precios, debemos vigilar que las grandes plataformas no eliminen estas ventajas con comportamientos anticompetitivos”, ha declarado la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager.

Por ello, ha explicado Vestager, ha tomado la decisión de “examinar detalladamente las prácticas comerciales” de Amazon y su doble papel que juega la plataforma, como minorista y como punto de venta.

Las reglas comunitarias no establecen plazos cerrados para la conclusión investigación, de la que el Ejecutivo comunitario ha informado no solo a Amazon sino a otros competidores y que si concluye en que la plataforma violó las normas europeas podría desembocar en una multa millonaria. Sin embargo, Bruselas subraya que “la apertura de un procedimiento de investigación formal no prejuzga su resultado”.

No hay una fecha límite para concluir la investigación, cuya duración estará determinada por la complejidad del asunto, el grado de cooperación de las partes implicadas con la Comisión Europea y el ejercicio del derecho a la defensa.

Bruselas ya ha informado del procedimiento tanto a las autoridades estadounidenses competentes como a Amazon, empresa que en 2018 triplicó sus beneficios respecto al año anterior, hasta alcanzar los 10.073 millones de dólares netos, y que ha anunciado que cooperará con el Ejecutivo comunitario.

Leer más noticias sobre