Puigdemont cenó en casa de la etarra Jáuregui el día que Bélgica fue condenada por no extraditarla

Carles Puigdemont cenó en la casa de la etarra Natividad Jáuregui, conocida como Pepona, horas después de que el Tribunal de Estrasburgo condenase a Bélgica por no haberla entregado a España. El expresident de la Generalit y Jauregi, acusada de haber asesinado al teniente coronel Ramón Romeo Rotaeche y de tener relación con otros cincos asesinatos, compartieron mesa en Gante, donde ella tiene su residencia, tal y como informa el diario 'El Mundo'.

Fue el pasado 9 de julio y estuvieron acompañados por el abogado Paul Bekaert, que lleva parte de la defensa de Puigdemont y más de tres décadas haciéndose cargo de la defensa de terroristas españoles. No se trata del primer encuentro entre Jauregi y Puigdemont. En junio de 2018 también cenaron juntos, está vez acompañados por el rapero Valtònic, que huía de la justicia española tras ser condenado a tres años de prisión por enaltecimiento del terrorismo.

Preguntada al respecto en la rueda de prensa posterior al Consell Executiu, la portavoz del gobierno catalán, Meritxell Budó, no ha querido “entrar a comentar” el encuentro aunque tampoco lo ha desmentido. Sí lo ha hecho Puigdemont, que ha tachado de “miserable” la información. “Hay que ser miserable para inventarse una cosa así. Como lo de Tailandia” añade el presidente catalán en un comentario en su perfil de Twitter, refiriéndose tanto a la información sobre la cena con Jáuregui como a la publicada también este martes por ABC, según la cual el líder independentista estaría valorando la posibilidad de huir a Tailandia, país que no tiene tratado de extradición con España.