‘Arriba, abajo, mandaremos al rey al carajo’, la canción por la que la Guardia Civil expedientó a un grupo popular aragonés

Sus integrantes tachan la situación de "surrealista" y aseguran que es la primera vez que les ocurre con una canción que llevan interpretando desde hace 40 años

El grupo musical popular aragonesa Adebán fue identificado el pasado domingo por la Guardia Civil por interpretar la canción republicana ‘Arriba, abajo’ durante un acto reivindicativo en la estación ferroviaria de Canfranc (Huesca). Además de identificarles, el Instituto Armado ha instruido un expediente informativo con motivo de la copla que el grupo musical interpretó a petición del público asistente a los actos convocados.

La copla tiene una letra satírica que carga contra la monarquía y está basada en una jota castellana. Su estribillo es “Arriba, abajo, mandaremos al rey al carajo. Abajo, arriba, no queremos a la monarquía. Que sí que, que no que, tenemos un rey de rebote. Que no que, que sí que, mantenemos a dos aunque abdiquen”.

“Se nos acercó la pareja de la Guardia Civil y nos dijo que estábamos atentando contra la democracia, contra la monarquía“, ha asegurado el integrante y fundador del grupo Jesús Escartín al programa Hoy por Hoy, de Cadena Ser. 

Escartín considera que la situación que vivieron fue “surrealista” y asegura que es la primera vez que les ocurre con una canción que llevan cantando desde hace 40 años.

Por su parte, Izquierda Unida Aragón ha mostrado su solidaridad con Adebán y ha hecho un llamamiento a la ciudadanía a solidarizarse con el grupo porque consideran “imprescindible” expresar un rechazo unánime ante la “criminalización de la libertad de expresión”.

Para el Coordinador de IU Aragón y diputado en las Cortes, Álvaro Sanz, lo que ha ocurrido responde a un nuevo episodio de “represión” y “ataque” a la libertad de expresión.

Zaragoza en Común también se ha sumado a esta petición, tachando el incidente de un “nuevo y lamentable episodio de recorte y vulneración de la libertad de expresión bajo el paraguas de la llamada Ley Mordaza“.