CGT convoca cuatro días de paros en Renfe en plenas vacaciones de verano

El sindicato suma a la huelga de este lunes, que ha provocado la cancelación de 320 trenes de pasajeros, las del 31 de julio, 14 de agosto, 30 de agosto y 1 de septiembre

El sindicato CGT ha convocado cuatro días de paros (31 de julio, 14 de agosto, 30 de agosto y 1 de septiembre), de 12:00 a 16:00 y de 20:00 a 24:00 horas, en plena operación salida y llegada de las vacaciones, para reclamar un aumento de las tasas de reposición en la plantilla de la operadora. Estas jornadas se sumarán así a la huelga que ha convocado CCOO para este lunes y que se ha saldado con la cancelación de 320 trenes de pasajeros.

Con estos paros, CGT busca un aumento de las tasas de reposición para lograr una mejora de los servicios, el aumento del derecho a la conciliación familiar, el freno a la externalización de servicios o el derecho a la promoción interna, según ha señalado en un comunicado.

En este sentido, el sindicato ha apuntado a que son muchos los ejemplos que inciden en las “extensas carencias” producidas por la falta de personal y las tasas de reposición “más que insuficientes” que, en opinión de CGT, no permiten mantener y garantizar la prestación de servicios de calidad y garantes de un ferrocarril para la mayoría.

Así, se ha referido a la supresión de trenes por falta de personal, a averías por falta de mantenimiento o a las externalizaciones de servicios, algunos como la prestación de servicios por parte de Logirail, que es una empresa ferroviaria con capital 100% público.

Derivado de esta falta de plantilla, ha agregado CGT, se ha llegado a la imposibilidad de cumplir el espíritu del Real Decreto 6/2018 que es el aumento de empleo y la conciliación familiar por el que se tendría que reducir la jornada laboral semanal a 37.5 horas.

Por otro lado, CGT ha afirmado que, de manera unilateral, Renfe ha impuesto una reducción de jornada con 17 minutos diarios de reajuste y dos días al año que más del 80% de la plantilla no podrá disfrutar en las fechas que han señalado.

Seguimiento de la huelga de este lunes

En lo que se refiere a la huelga de este lunes, y que ha destacado por la normalidad pese a las cancelaciones, Renfe ha cifrado el seguimiento de la huelga convocada por CCOO para este lunes en un 6% teniendo en cuenta los trabajadores que podían hacerla, incluyendo tanto el turno de noche como el de mañana, mientras que el sindicato -a quien reitera su voluntad de diálogo- eleva esta cifra hasta el 70%.

Según datos de la operadora, en ambos turnos la huelga ha sido secundada por 260 trabajadores de los 4.109 que podían ir al paro al no estar afectados por los servicios mínimos.

Asimismo, fuentes de Renfe han señalado que en lo que va de jornada ha habido normalidad y cumplimiento de los servicios mínimos decretados.

CCOO ha asegurado que la huelga estaba teniendo un seguimiento del 70% a nivel estatal dentro de los trabajadores que podían hacerla y que se estaba desarrollando con normalidad y sin más incidencias que cualquier otro día.

El secretario general del sector ferroviario de CCOO, Manuel Nicolás Taguas, ha agregado que en alta velocidad en Madrid el paro era total y en talleres del 80%.

Para hacer frente a la huelga, que se inició el domingo a medianoche y se prolongará hasta las 23 horas de este lunes, la operadora ha tenido que suspender la circulación de 320 trenes de pasajeros de los 990 previstos.

En un comunicado, Renfe ha rechazado los argumentos esgrimidos por CCOO para la convocatoria de una huelga que considera injustificada ya que estima que en 2019 la plantilla crecerá en 80 personas y que el 5% de incremento en la tasa de reposición se ha traducido en 49 nuevos contratos indefinidos.

Asimismo, ha apuntado que aplica la reducción de jornada laboral diaria recogida en la ley para “favorecer la conciliación de la vida personal y profesional de la misma manera que se aplica al conjunto de empleados de la Administración General del Estado”, y así lo comunicó a los trabajadores el 18 de junio.

A este respecto, Renfe ve improcedente la convocatoria de la huelga hasta que los tribunales no se pronuncien sobre esta nueva jornada.

Actualmente, los trabajadores del Grupo Renfe cuentan con 35 días naturales de vacaciones más otros 6 días laborales de asuntos propios, a los que CCOO pretende sumar otros 10 días laborales de vacaciones, ha afirmado la operadora, que ha rechazado la consolidación del 0,5% adicional por productividad ya que no se aceptan incrementos de masa salarial superiores a los establecidos en la Ley de Presupuestos.

Los servicios mínimos fijados por el Ministerio de Fomento garantizan la circulación del 72% de los trenes habituales del AVE y larga distancia, con lo que rodarán 280 de los 387 afectados por la protesta y se suprimen 107.

En media distancia, se anularan 213 trenes y saldrán con normalidad 390 de los 603 afectados por la huelga, lo que supone un 65% del servicio habitual.

En Cercanías, en función de los núcleos, líneas y franjas horarias, se establece un porcentaje de entre un máximo del 75%, en horario punta, y del 50% del servicio habitual en el resto del día.

CCOO ha explicado que la huelga tiene como objetivo defender el empleo en Renfe, exigir a la compañía que consolide el incremento salarial que pactaron y que abone la productividad a los empleados.