Borrell cree que el independentismo puede boicotear su candidatura a jefe de la diplomacia europea

El ministro español de Exteriores en funciones, Josep Borrell, reconoció este lunes que "todas las circunstancias pueden influir" en su candidatura a jefe de la diplomacia de la UE; y sobre la posibilidad de que independentistas catalanes la entorpezcan dijo que "si pueden, lo harán". "La candidatura, asegurada está, porque se ha producido, pero es una candidatura, quiero insistir en ello", dijo Borrell sobre su nominación a alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior y vicepresidente de la Comisión Europea, a su llegada este lunes a un Consejo de Exteriores comunitario.

Recordó que es “una propuesta” realizada por el Consejo Europeo -los líderes de la UE- a la Eurocámara, que debe respaldar su designación para un cargo que ocuparía a partir del 1 de noviembre en sustitución de la socialista italiana Federica Mogherini. “Agradezco la confianza del Consejo, pero (la propuesta) tiene que ser aprobada por el Parlamento. Naturalmente todas las circunstancias pueden influir en ello”, reconoció.

Más en concreto, preguntado por la eventualidad de que los independentistas catalanes puedan entorpecer su camino a Bruselas, afirmó que “si pueden, lo harán, claro”.

Sobre las acusaciones de espionaje a las delegaciones en el exterior de la Generalitat de Cataluña, Borrell insistió en que ese órgano de gobierno regional, “aunque ellos se empeñen en llamarlas así, no tiene embajadas, y el Ministerio de Asuntos Exteriores les aseguro que no tiene espías”. También se refirió a que la Generalitat “lleva escribiendo cartas a los gobiernos y a todo el mundo desde hace mucho tiempo, no es ninguna novedad”.

Preguntado por si un adelanto electoral en España ante las dificultades para formar Gobierno tras los comicios de abril podría afectar igualmente a su candidatura europea, Borrell dijo que “y un terremoto o cualquier accidente natural evidentemente lo podría afectar”.

Se remitió a sus palabras de hace dos días en Barcelona, donde, “recibiendo el aplauso unánime del independentismo catalán, siempre dispuesto a acudir en mi ayuda”, recalcó que “los socialistas no estamos pensando en una repetición de las elecciones”. “Eso no sería nada bueno para el país, pero depende de los otros partidos políticos, primero de Podemos, pero después de los demás”, agregó.

Por lo que respecta al examen que debe pasar mañana en el Parlamento Europeo la ministra alemana de Defensa, la conservadora Ursula von der Leyen, nominada a presidir la próxima Comisión Europea, el titular español dijo confiar en que supere el voto parlamentario y que los socialistas la apoyen. “El grupo socialista tiene una presidenta española (Iratxe García). El partido socialista español y el presidente del Gobierno español en funciones, secretario general de los socialistas españoles (Pedro Sánchez), han apoyado el acuerdo” para que Von der Leyen sea presidenta del Ejecutivo comunitario, recordó.

Borrell admitió que el grupo socialista en la Eurocámara “tiene diferentes opiniones”, pero dejó claro que “la presidente del grupo está haciendo todo lo posible para conseguir el máximo apoyo a esta propuesta”. Tras participar en el Consejo de Exteriores en Bruselas, Borrell viajará al pleno del Parlamento en Estrasburgo (Francia), donde “haré lo que pueda para conseguir el mayor número de votos para la presidenta, la candidata a la presidencia”. Consideró que Von der Leyen “tiene una posición relativamente fácil porque le basta con la mitad más uno de los votos; a otros nos hacen falta dos tercios”, apuntó sobre los apoyos que necesita en la Eurocámara el nominado al cargo de alto representante.