Las disputas entre Sánchez e Iglesias y Cataluña condicionan la investidura para evitar las elecciones

Si antes del 23 de septiembre Sánchez no logra un acuerdo con Iglesias, o con Casado y Rivera, habrá repetición electoral el 10 de noviembre

Si Pedro Sánchez no logra la investidura el próximo 23 de julio ni tampoco antes del 23 de septiembre entonces estará obligado a repetir las elecciones generales el 10 de noviembre y no habrá Presupuestos Generales de 2019 ni probablemente un Gobierno antes de enero de 2019. 

Y con un Ejecutivo en funciones durante el otoño, Sánchez deberá abordar el terremoto que en Cataluña provocará la sentencia de golpe de Estado catalán sin, llegado el caso de otra rebelión, poder aplicar el artículo 155 de la Constitución. 

Este negro horizonte político para España constituye la palanca con la que Sánchez espera convencer a Pablo Iglesias, Pablo Casado y Albert Rivera para que le faciliten su investidura antes del 23 de septiembre. Bien con el acuerdo con Podemos si antes solventa la discrepancia sobre presencia de Iglesias en el Gobierno; bien con un triple ‘pacto constitucional’ entre PSOE, PP y Cs que además incluya el acuerdo presupuestario. 

Así de tensas e inciertas están las cosas en la política española donde aún le queda a Sanchez la oportunidad de un Gobierno de coalición con Podemos antes de la votación de investidura el 23 de julio, siempre y cuando Iglesias logre entrar en el Consejo de Ministros de Sánchez. 

Que es lo que le exige el líder de Podemos a Sánchez y lo que mañana se debe certificar por las bases de este partido en una consulta en la que Iglesias les ha propuesto elegir entre el Gobierno de coalición de Podemos con PSOE, o un Gobierno en solitario con Sánchez. 

En ambas opciones de pacto PSOE-Podemos Sánchez también deberá contar con los necesarios votos favorables de PNV (6), CP (1) y PRC (1). Los que añadidos a los del PSOE (123) y Podemos (42) suman 173 escaños. Por lo que Sanchez necesitaría además la abstención de ERC (15), o PDeCAT (7), para conseguir la investidura en segunda votación por mayoría simple.

Si ninguna de todas estas opciones del pacto de Sánchez con Podemos o con Cs y PP, que están abiertas como lo asegura la vicepresidenta Carmen Calvo, permiten la investidura de Pedro Sánchez entonces ya no quedaría más salida que la repetición electoral el 10 de noviembre en pleno conflicto catalán, porque para entonces se sabrá la sentencia del Tribunal Supremo sobre el golpe de Estado del 27-O en Cataluña. 

Este es el escenario político actual para los próximos meses y en el que, en sólo cuestión de solo 10 días, vamos a comenzar a despejar algunas de las incógnitas aquí planteadas como la de saber si se llega o no a un acuerdo entre Sánchez e Iglesias que permita la investidura este 23 de julio. 

De lo contrario las negociaciones entre PSOE, PP, Cs y UP se prolongarán a lo largo del verano a la espera de una segunda y definitiva oportunidad antes del 23 de septiembre para evitar con ello la repetición electoral. 

RELACIONADO