Maroto, que se quedó sin escaño en el Congreso, podría llegar al Senado por designación autonómica

El presidente del PP, Pablo Casado, no ha aclarado si existe la posibilidad de que el vicesecretario de Organización de la formación, Javier Maroto, pueda llegar al Senado designado por el Parlamento de Castilla y León, donde al partido le corresponde un representante en la Cámara Alta.

Después de asistir este viernes a la jura del cargo del presidente de la Junta de Castilla y León, el también ‘popular’ Alfonso Fernández Mañueco, ha confirmado en rueda de prensa que próximamente abordará con el nuevo presidente autonómico la designación del senador por la Comunidad, aunque no ha deslizado ningún nombre.

No obstante, Casado ha subrayado que, aunque ya ha mantenido contactos con el nuevo presidente del Ejecutivo autonómico, estos no se han desarrollado en esta línea y menos en una jornada como la de hoy, de “celebración y para estar con la familia”.

Entre los nombres que suenan como posibles candidatos a ocupar este puesto de senador por designación autonómica está el del propio Javier Maroto, con la peculiaridad de que el vicesecretario de Organización ‘popular’ es alavés y no guarda ninguna relación en la actualidad con la Comunidad de Castilla y León.

El ‘número tres’ de la formación se quedó sin representación en el Congreso de los Diputados en las elecciones generales del 28 de abril, de ahí que entre los planes de la dirección del PP se encuentre la posibilidad de que algún Parlamento autonómico afín y que tenga contemplada esta posibilidad pueda dar cobijo a Maroto, entre los que se incluyen las Cortes de Castilla y León.

Para que la propuesta del PP prospere, esta deberá contar primero con el apoyo de la mayoría de las Cortes autonómicas, donde el PSOE es el grupo mayoritario, con 35 de los 81 procuradores; seguido del PP, con 29; Cs, con 12 -ambos gobernarán la Comunidad tras sellar un pacto-, y el Mixto, que suma cinco procuradores de hasta cuatro formaciones distintas.