Iglesias responde a Sánchez que solo negociará si renuncia al ‘gobierno monocolor’

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha mostrado este jueves al presidente en funciones, Pedro Sánchez, su plena disponibilidad para retomar la negociación sobre la investidura, pero ha avisado que el PSOE "tiene que renunciar a una línea roja", la de querer un "gobierno monocolor".

En una entrevista en Antena 3, Iglesias ha pedido “seriedad” a Sánchez por haber anunciado en una entrevista en TVE que le llamará en lugar de hacerlo directamente, pero se ha mostrado dispuesto a hablar siempre que la negociación se haga sobre el programa y “los equipos” que deben llevarlo a cabo.

“Lo lógico es que nos pongamos de acuerdo y seamos capaces de compartir el poder”, ha considerado el líder de Podemos, que ha acusado a Pedro Sánchez de querer “ser presidente a toda costa” porque insiste en pedir la abstención al PP y Ciudadanos a la vez que habla de un acuerdo con Unidas Podemos.

No obstante, se ha mostrado convencido de que la negociación con el PSOE “acabará bien” y habrá un Gobierno de coalición, bien sea en julio o en septiembre. “Queremos que sea en julio pero si el presidente no quiere estamos disponibles todo el mes de agosto para negociar, para transigir y para llegar a un acuerdo”, ha añadido. “Podrá haber tensión y muchos nervios, pero estoy seguro de que Pedro Sánchez quiere estabilidad”, ha subrayado Iglesias, que reconoce las dificultades iniciales para llegar a un acuerdo en un país en el que, ha asegurado, no está aún forjada “la cultura de la coalición”.

El líder morado ha asegurado que las “discrepancias” sobre Cataluña que Sánchez argumenta para rechazar un Gobierno de coalición no son el verdadero problema de Estado en España. Ha señalado que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el candidato del PSC, Jaume Collboni, han llegado a un acuerdo en un consistorio donde hay un lazo amarillo colgado en la fachada. “Lo importante es buscar lo que nos une”, ha dicho. Preguntado por una supuesta oferta de dos ministerios y la presidencia del Congreso con la que Sánchez intentó tentar a los morados, Iglesias ha evitado pronunciarse, pero una vez más no lo ha desmentido y ha dejado flotando en el aire la sensación de que la información es cierta. “Tengo que ser respetuoso con las conversaciones”, ha dicho e inmediatamente ha añadido que “al final todo se sabe” y que los periodista hacen bien su trabajo. Sí ha negado haber pedido al presidente del Gobierno una Vicepresidencia en sus reuniones.

Sobre la posibilidad de que el exnúmero dos de Podemos y líder de Más Madrid, Íñigo Errejón, concurra a los comicios en caso de repetición electoral -extremo que él niega que esté sobre la mesa-, ha comentado que “lo bueno de las democracias es que cualquiera se puede presentar a unas elecciones”. “Estaría bueno que alguien dijera que le parece mal que alguien se organice”, ha añadido Iglesias, que considera que aunque ahora él diga que no concurrirá, en caso de que cambiase de opinión habría que saludar la iniciativa y “tender la mano”. Se ha mostrado convencido, no obstante, de que habrá un acuerdo y no se repetirán las elecciones.