Lección de inclusión en el ‘Resurrection Fest’: el público levanta la silla de ruedas de un joven con discapacidad

El festival de heavy metal 'Resurrection Fest', celebrado el pasado fin de semana en Viveiro (Lugo, dio toda una lección sobre la forma de superar las barreras que sufren los discapacitados. Decenas de asistentes levantaron la silla de ruedas de Álex, un joven con discapacidad, para que pudiera disfrutar de uno de los conciertos.

Aunque varios aficionados captaron la escena con sus teléfonos móviles, la imagen más difundida ha sido la tomada por Daniel Cruz, fotógrafo oficial del festival, y que fue compartida en las redes sociales del evento, donde acumula miles de “me gusta” y compartidos.

En ella se puede ver a Álex sentado en su silla de ruedas y aupado sobre las cabezas del resto de asistentes por una decena de personas durante el concierto de la banda sueca Arch Enemy, a la que el protagonista jalea durante su recorrido hasta las primeras filas.

El propio grupo compartió posteriormente en redes sociales este momento y se refirió al público como “increíble” por permitirle disfrutar a este joven de esa sensación.

Este gesto se repitió en varios conciertos a lo largo de todo el festival, ya que en las redes se han publicado imágenes y vídeos similares en otras actuaciones como las de Gojira o Trivium.

Según ha relatado el propio Álex en declaraciones a la prensa, la decisión de hacer “crowdsurfing” partió de él mismo, ya que, aunque existe una zona adaptada en el festival para las personas con discapacidad, prefirió integrarse de este modo y disfrutar como el resto de asistentes de los conciertos.

La familia del joven también ha agradecido el gesto a través de Twitter, donde han dado las gracias “a toda esa gente que hicieron que Álex cumpliera un sueño” y donde han defendido que “separarle de la gente” para poder disfrutar de los conciertos “no es humanidad”.