JxCat admite que la unidad secesionista ha ‘tocado fondo’ y está ‘más lejos que nunca’

La dirigente de JxCat Elsa Artadi ha urgido este lunes a ERC a que clarifique "rápidamente" si acepta la propuesta de "revertir todos" los pactos con el PSC por parte de las dos fuerzas independentistas para reparar la "fractura" del bloque soberanista, y ha alertado: "Hemos tocado fondo".

En rueda de prensa tras la reunión de coordinación de JxCat en el Parlament, dos días después de que trascendiera el pacto de este espacio con el PSC en la Diputación de Barcelona, ha explicado que esta agenda debe permitir que, en los ayuntamientos, consells comarcals o diputaciones donde su espacio o ERC haya sido la fuerza más votada y hayan sido desplazados por acuerdos con los socialistas, puedan revertirse: “Ahora le toca a ERC decidir si se quiere sumar o decide que no”.

Según Artadi, la unidad del independentismo está más lejos que nunca tras el ciclo electoral, y cree que es consecuencia de no haber concurrido en listas unitarias: “Hemos tocado fondo. Hemos visto descalificaciones de personas de diferentes espacios. Es un espectáculo muy triste y no debería ser así“.

Por ello, junto al secretario de Organización del PDeCAT, Ferran Bel, ha llamado a todos los implicados a hacer autocrítica, a serenarse y revertir “el actual espectáculo” que están dando a falta de la sentencia del Tribunal Supremo (TS) a los líderes independentistas, entre otras cuestiones.

Aunque no han trasladado formalmente la propuesta a los republicanos, les ha emplazado a pronunciarse al respecto, dejando claro que plantean revertir estos pactos en los ayuntamientos, pese a que ya se hayan constituido, y el resto de entidades supramunicipales.

“Nunca es tarde, y es más necesario que nunca. Es urgente, la gente ya no entiende nada. La propuesta de JxCat es muy clara, la entiende todo el mundo. ERC debería decidir rápidamente si la quiere estudiar y tirar adelante o no“, ha sostenido.

Al preguntársele cómo se podrían revertir los pactos en los ayuntamientos, teniendo en cuenta que ya se han constituido, Artadi ha asegurado que “primero hay que saber si hay la voluntad política de hacerlo, y luego los mecanismos ya se encontrarán”, y ha defendido la necesidad de establecer unas normas claras y comunes de comportamiento, y no entrar al detalle de caso por caso.

Sobre si el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y su antecesor, Carles Puigdemont, estaban al caso del pacto entre JxCat y PSC en la Diputación de Barcelona, Artadi ha asegurado que las decisiones se tomaron de forma consensuada y “todo el mundo fue informado”.

Según Bel, tenían como prioridad pactar con los republicanos, como han hecho en las diputaciones de Tarragona, Lleida y Girona –ERC preside las dos primeras y JxCat la tercera–, pero “en Barcelona esto ha sido diferente”.

Pese a que negociaron con ERC, ha explicado que se encontraron con el “veto” de los comuns, y ha explicado que se les proponía apoyar un gobierno en que estuvieran ambas formaciones y no JxCat.

“Era una paradoja que con 7 diputados provinciales quedáramos fuera del gobierno y los comuns, con cinco, entraran”, ha reconocido Bel, que desconoce si ahora los comuns están interesados en incluirlos en los pactos.

Pese a insistir en que no quieren ahondar en reproches, ha cifrado en 28 el número de municipios en los que “ERC ha pactado en contra de JxCat, pese a ser la fuerza más votada, y a la inversa solo ha pasado en siete”.

Así, ha puesto como ejemplo Sant Cugat del Vallès (Barcelona), municipio en el que los republicanos gobiernan gracias a un pacto con el PSC y la CUP, pese a que JxCat fue la fuerza más votada, pero también ha citado Figueres (Girona) y Tàrrega (Lleida).