Miles de hongkoneses marchan para exigir la retirada de la polémica ley de extradición

La marcha también pide la dimisión de la jefa del Gobierno local, Carrie Lam

Decenas de miles de personas comenzaron una nueva manifestación en Hong Kong, la primera desde el asalto al Parlamento del pasado lunes, para continuar exigiendo la retirada definitiva del polémico proyecto de ley de extradición y la dimisión de la jefa del Gobierno local, Carrie Lam.

La marcha recorre el distrito peninsular de Kowloon, una zona comercial donde se congregan numerosos turistas, la mayoría provenientes de la China continental.

Se trata de la primera vez en las últimas semanas que una de estas manifestaciones en protesta contra el proyecto de ley se celebra en esta zona y no en la isla de Hong Kong, donde se encuentra el principal distrito financiero.

Los manifestantes, en su mayoría vestidos de negro, portan carteles con consignas como “Juntos, en pie”, “No a la extradición a China” o “Carrie Lam, dimisión”.

Se prevé que la protesta concluya junto a la estación del tren de alta velocidad, que conecta con Pekín y otras ciudades de China.

Un dispositivo de cerca de 1.500 policías ha sido desplegado en las citadas instalaciones, en prevención de posibles incidentes.

A través de las redes sociales y de la aplicación de mensajería Telegram, grupos de manifestantes han llamado a “tomar” la estación, uno de los principales símbolos de la presencia china en la ciudad, ya que en su interior se encuentran agentes de la Policía continental y marca una de las fronteras de la región autónoma.

Tras el asalto al Consejo Legislativo, producido en la noche del pasado lunes, los manifestantes se encontraban en una especie de período de reflexión hasta que decidieron convocar esta nueva protesta.

Los hechos se produjeron el mismo día en el que se celebraba el vigésimo segundo aniversario del traspaso de la soberanía de Hong Kong a China por el Reino Unido, tras una manifestación en la que participaron, según los organizadores, unas 550.000 personas.

La de este domingo es la última de las numerosas protestas realizadas en las últimas semanas para exigir la retirada del polémico proyecto de ley de extradición, que facilitaría la entrega de sospechosos a otras jurisdicciones, entre ellas a la China continental.

Desde el inicio de las manifestaciones han sido arrestadas 71 personas, 15 de ellas tras la irrupción en el Parlamento.

Asimismo, se celebraron vigilias en memoria de los cuatro jóvenes que se han suicidado en las últimas semanas en relación con las protestas.