Casado ofrece a Sánchez el apoyo de UPN a cambio de que no pacte con EH Bildu en Navarra

El Partido Popular y Ciudadanos han escenificado por separado la firma de una declaración conjunta, que es exactamente igual, contra Batasuna con su socio en Navarra UPN para evitar que el PSOE pacte con EHBildu en las instituciones. El líder del PP, Pablo Casado, ha advertido a Pedro Sánchez de que aun está a tiempo de rectificar y le ha ofrecido a cambio su apoyo para la investidura como presidente de Gobierno.

En concreto, se ha referido a los dos escaños de UPN, e incluso le ha ofrecido la posibilidad de negociar con su socio en Canarias, CC, para buscar formulas para conseguir su apoyo en la investidura. De esta manera le saldrían las cifras para la investidura sin necesidad de la abstención de los independentistas catalanes y EHBildu.

Tras la firma con el presidente de UPN Javier Esparza, el líder de Cs, Albert Rivera, ha restado importancia a que no se hiciera de forma conjunta y ha defendido que su acuerdo es con UPN y no con el PP. Por esta razón, han decidido realizar la firma en solitario. También Esparza ha defendido que somos una coalición con tres partidos distintos y que cada uno tiene su idiosincracia.

Lo cierto es que, según Casado, ellos si querían firmar a tres y ha restado importancia a que Ciudadanos lo rechazara. “No voy a criticarlos por eso”, ha comentado ya que lo relevante es que hemos firmado un documento en el que “reclamamos “no sólo justicia para las víctimas y la dignidad, si no que se trata de algo moral y ético”. Por esta razón, Sánchez “no puede pactar con alguien así”.

En este sentido, le ha pedido que se abstenga en Navarra y acepte la propuesta de Esparza de abstenerse para erigirle como presidente de Navarra o que negocien un acuerdo de gobernabilidad. Lo que haga en Navarra, ha comentado “será el futuro de España y lo acabarán pagando toda España”, ha sentenciado.

Y acto seguido, le ha advertido que “la hora de la verdad está en Navarra y condicionará el futuro de España, precisamente el mismo día que se anuncia las fechas de investidura, Sánchez tiene una responsabilidad que no se puede manchar con los herederos de ETA, ya que lo pagará toda la sociedad española”, ha lamentado el líder de los populares.

En la misma línea se ha manifestado Rivera quien Rivera ha exigido a Sánchez que “no convierta a Navarra ni en moneda de cambio ni en una negociación porque no hay nada que negociar”, y ha subrayado que “es una cuestión de Estado no pactar con Batasuna”.

“En 40 años ni un Gobierno ni un presidente han pactado con Batasuna para que gobernara en una institución”, ha recordado Rivera, quien considera que “no solo es una línea roja sino una línea de dolor de mucha gente durante muchos años”.

Por su parte el presidente de UPN y posible presidenciable de Navarra Suma, ha asegurado que en Navarra suma estamos “todos juntos” y lo importante es la “unión de los constitucionalistas allí”.

La firma de este escrito en el Congreso se ha producido después de que  PSN, Geroa Bai, Podemos e Izquierda- Ezkerra hayan comenzado negociaciones para buscar un acuerdo de contenidos para la formación de un gobierno foral como alternativa al frente de la derecha. Lo que lamentan los constitucionalistas es que EH Bildu ya ha advertido de que los socialistas tendrán que hablar con ellos si quieren “configurar una mayoría suficiente”.