Chivite reconoce que tras su investidura también tendrá que llegar a acuerdos con Bildu

La socialista María Chivite se ha mostrado este jueves "muy optimista" con respecto al proceso iniciado para su investidura como presidenta del futuro Gobierno de Navarra aunque todavía "no es el momento" de presentarse como candidata a la investidura.

“El PSN está trabajando por conseguir 23 apoyos” para el programa, ha dicho tras la reunión que ha mantenido esta mañana con el presidente del Parlamento foral, dentro de la ronda de contactos que ayer abrió éste.

Y ha añadido en declaraciones a los periodistas que mantiene la apuesta de pactar un programa de Goierno para el que ha valorado la “voluntad” que ha visto en Geroa Bai, Podemos e I-E, que a partir de esta tarde harán sus aportaciones al borrador que se les entregó el lunes.

En este sentido Chivite ha subrayado el “espíritu constructivo, de suma, de voluntad de diálogo que tienen para un programa de futuro”, con un gran peso social y que tanga clara la apuesta por el desarrollo económico y la convivencia.

En objetivo para el que ha recordado que en la pasada legislatura su partido ya compartió el 75% de las iniciativas del Gobierno cuatripartito y que ahora, conscientes de también hay diferencias, “habrá que pactar las discrepancias, coordinar los desacuerdos para que queda uno pueda tener su protagonismo en el arco parlamentario”.

“Hay muchísimas más cosas que nos unen a los cuatro partidos, pongamos el acento en ellas”, ha pedido, al tiempo que ha reiterado que con EH Bildu el PSN no va pactar un programa de Gobierno, pero “en el día a día en el Parlamento habrá que hablar con unos y con otros”.

Chivite ha criticado por último que “la derecha es capaz de hacer cualquier cosa para no perder poder” y está utilizando a Navarra “como instrumento para debilitar la investidura de Pedro Sánchez” y como “elemento de confrontación política” cuando en el PSN “estamos haciendo lo que desde el principio dijimos”.

Y al respecto ha insistido en que hay una “perfecta coordinación” entre el PSN y el PSOE en este proceso, en el que ha confiado no tener que agotar el plazo del 26 de agosto aunque, ha matizado, “me gusta hacer las cosas bien” y por lo tanto sin dilaciones pero tampoco con prisas.