Un incendio sin control arrasa unas 3.600 hectáreas y obliga a evacuar varias masías en Tarragona

El incendio que se ha declarado esta tarde en la comarca tarraconense de Ribera d'Ebre afecta ya a unas 3.600 hectáreas y avanza sin control, hasta el extremo de que los Bomberos de la Generalitat han solicitado la ayuda de la Unidad Militar de Emergencias (UME). Los Bomberos consideran que se trata de uno de los peores incendios de los últimos 20 años, con un potencial de 20.000 hectáreas, y en la actualidad el fuego tiene un perímetro de 128 kilómetros.

En las tareas de extinción trabajan 74 dotaciones de los Bomberos, 60 de ellas terrestres y 14 aéreas, que luchan contra un fuego que sigue descontrolado y ha obligado a desalojar varias masías, según los datos facilitados por los Bomberos de la Generlaitat.

La Unidad Militar de Emergencias (UME) del Ejército tiene previsto desplegar 120 efectivos para colaborar en las tareas de extinción del incendio con seis autobombas, dos camiones nodriza y un bulldozer del Batallón de Intervención de Zaragoza.

El fuego ha comenzado en torno a las 14:30 horas y los Agentes Rurales y los Bomberos estudian la posibilidad de que el origen haya sido la autocombustión de un estercolero.

El incendio, que se ha iniciado a la altura del kilómetro 10 de la carretera T714, que va de Vinebre a La Torre de l’Espanyol, ha evolucionado de forma muy rápida conducido por el viento que sopla en la zona y ha saltado algunas pistas forestales y carreteras locales.

En estos momentos, las llamas afectan a cuatro términos municipales, La Torre del Español, Vinebre, Flix y La Palma d’Ebre.

“Hoy será difícil que podamos dar por estabilizado el fuego. Mañana tendremos que continuar con estos medios o incrementarlos. Cuando afloje el viento nos ayudará a confinar más el incendio, pero de cara mañana las temperaturas subirán más y las humedades relativas serán bajas”, ha explicado el jefe del operativo de los Bomberos, Jordi Solà.

El fuego se ha producido en plena ola de calor: “Ya hacía días que avisábamos del riesgo. Humedades relativas muy bajas, temperaturas muy altas, si a esto le sumamos el viento y la sequía acumulada, todo ello sumado ha producido este gran incendio”, ha añadido Solà.

Los Bomberos de la Generalitat han pedido a los Mossos d’Esquadra la evacuación preventiva de varias masías aisladas de la zona de la Palma d’Ebre, Bovera, Flix, Maials y Llardecans y un total de 21 personas provenientes de estas masías pasarán la noche en el pabellón de Flix.

El director territorial de Interior, Joan Juan, ha explicado que la mayoría de las personas desalojadas han podido alojarse en casas propias o de familiares.

En La Torre de l’Espanyol un vecino ha perdido todo el ganado de su granja, que ha quedado arrasada. “Nos costará reponernos y tardaremos en olvidarlo”, ha expresado el alcalde de esta población, Joan Juncà.

Cinco carreteras están cortadas como consecuencia de este incendio: la C12 (entre Maials y Flix), la T703 (en La Palma de Ebro), la C233 (entre Bovera y Flix), la T714 (La Torre de l’Espanyol ) y la T2237 (entre Vinebre y La Palma d’Ebre).

Protección Civil de la Generalitat mantiene activada la alerta del Plan de Protección Civil de Cataluña (PROCICAT) por la ola de calor y ha emitido un aviso de prealerta del Plan por Incendios Forestales (INFOCAT).

Está previsto que se incorporen otros medios aéreos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para apoyar a los medios que ya trabajan en el incendio.  Asimismo, los Bomberos de la Generalitat han activado maquinaria pesada que también se incorporará a las tareas de extinción en las próximas horas.

Colaboran con los Bomberos de la Generalitat diferentes unidades de los Agentes Rurales, Mossos, Agrupaciones de Defensa Forestal, Protección Civil, policías locales y Sistema de Emergencias Médicas.

Los Bomberos de la Generalitat han activado el Centro de Mando, que han instalado en Vinebre, para coordinar las tareas de gestión.