Iberdrola adjudica a Bladt la construcción de la subestación para su ‘macroproyecto’ de eólica marina en EEUU

Vineyard Wind, la sociedad participada al 50% por Iberdrola y el fondo danés Copenhagen Infraestructure Partners (CIP), ha adjudicado a Bladt Industries el contrato para la construcción y entrega de la subestación marina para el 'macroproyecto' de eólica 'offshore' de 800 megavatios (MW) que construirá en aguas de Massachusetts (Estados Unidos).

En concreto, el contrato cubre la ingeniería, suministro y construcción (‘EPC’) de una subestación de 3.000 toneladas. El grupo danés indicó que ejecutará el proyecto en colaboración con Semco Maritime, que trabajará en el sistema eléctrico, e ISC Engineering, que ayudará en su diseño.

El consejero delegado de Bladt Industries, Klaus Steen Mortensen, señaló que este contrato representa un importante paso para el grupo en su entrada en el mercado eólico marino de Estados Unidos, que cuenta “con un potencial tremendo”.

Así, el fabricante danés, que prevé desarrollar sus ofertas junto con fabricantes locales y socios en el país, confía en que este contrato represente “un trampolín” para su establecimiento en el mercado estadounidense.

El proyecto Vineyard Wind, que será el primer parque eólico marino a gran escala en los Estados Unidos, ya adjudicó el pasado mes de mayo a Prysmian Group un contrato por unos 200 millones de euros para el desarrollo del sistema de cable submarino para transportar la energía renovable a la red eléctrica en tierra firme.

Asimismo, el pasado mes de noviembre ya se eligió a MHI Vestas Offshore Wind como proveedor preferente para suministrar las 84 turbinas de 9,5 MW para el parque eólico.

Iberdrola y sus socios prevén iniciar en este año la construcción en tierra del proyecto, adjudicado el año pasado y que supondrá una inversión de unos 2.800 millones de dólares (unos 2.400 millones de euros). El objetivo es que el parque esté completamente operativo en 2022.

En Estados Unidos, Iberdrola, a través de su filial Avangrid, dispone de proyectos de eólica marina en construcción o en cartera que totalizan 7.300 MW de capacidad.

Además de este proyecto en aguas de Massachusetts, el grupo energético cuenta con una cartera de 6.500 MW adicionales en las costas de Estados Unidos que podría llegar a desarrollar en los próximos años.

En concreto, Avangrid tiene la posibilidad de promover, para el año 2027, otros tres grandes proyectos de eólica marina: alrededor de 2.000 MW adicionales en la primera fase de Vineyard Wind, otros aproximadamente 2.000 MW en la segunda fase de Vineyard Wind y alrededor de 2.500 MW en Kitty Hawk (Carolina del Norte).

El grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán también está muy interesado en dos de las grandes licitaciones de eólica marina anunciadas en el país, las de los estados de Nueva York y California, en este último caso mediante tecnología flotante.