Vox amenaza con sanciones a Serrano, de baja por ‘linchamiento’, tras sus críticas a la sentencia de ‘La Manada’

El grupo parlamentario de Vox ha considerado este miércoles que hay un "desafío" del presidente del grupo, Francisco Serrano, con su actitud en relación con el asunto de la sentencia del Tribunal Supremo (TS) sobre La Manada y ha avisado de que incluso podrían adoptarse "medidas" desde el Comité Ejecutivo Nacional del partido. Así se ha pronunciado en declaraciones a los periodistas en el Parlamento, el portavoz del grupo, Alejandro Hernández, quien ha expresado que a él y a los otros diez diputados de Vox les ha cogido "de sorpresa" un escrito de Serrano publicado este miércoles en el que explica los motivos le han llevado a coger la baja médica por algo más de 30 días.

En dicho escrito, Serrano explica que se coge esa baja médica, que ya ha sido comunicada al Parlamento, tras el “linchamiento” que está sufriendo por su comentario en Facebook contra la sentencia del Tribunal Supremo sobre La Manada. Serrano atribuye ahora esas polémicas palabras a un “colaborador”.

En un mensaje publicado este miércoles en la misma página, Serrano ha defendido que fue una persona que estaba autorizada a publicar en su página la que hizo el polémico escrito, “donde se hizo una vergonzosa apología de la prostitución y otras gruesas expresiones”.

“A estas alturas creo que es evidente para todos quienes me conocen que en absoluto son expresiones mías porque no responden a mi estilo de escribir, de pensar, ni de hablar en público, ni tampoco en privado”, ha dicho. También ha subrayado que “son cientos los mensajes que me llegan de personas que han detectado que obviamente ése no es mi estilo ni el de mis artículos y publicaciones, que sólo en Facebook tiene un alcance de más de medio millón de personas”.

En ese sentido, ha asegurado que tras el “análisis objetivo y jurídicamente riguroso” que publicó en Twitter, y en el que se reafirma, “se solicitó a un nuevo colaborador que lo publicara también en Facebook. “Derivó en una publicación completamente ajena a mí y manifiestamente incorrecta en las formas. Mi principal mérito en la política es no ser político, huyo de la corrección política, pero sé medir dónde está el límite con lo que resulta irrespetuoso”, sostiene.

El diputado de Vox adelanta que “ese sector de la prensa” que ha proferido contra él “una batería de insultos y descalificativos jamás visto en España” y que no merece “en absoluto, seguramente dirá que todo esto es un montaje, para así persistir en la mentira y la manipulación” contra él.

Así, ha asegurado que “por expreso deseo del colaborador en cuestión y bajo su autorización”, ha publicado un mensaje del mismo, mostrando su nombre, apellidos y foto de perfil en Facebook, además de los roles de la página que, según el diputado, demostraría que esta persona tenía acceso como administrador a su página.

“Asumo, eso sí, la responsabilidad de que, en un día en el que estaba de descanso, al igual que mi colaborador de confianza, no controláramos como administradores de la página que se llegara a editar esa publicación”, ha citado.

Además ha avisado: “en unos días quedará esta página completamente desactivada hasta nuevo aviso, pues además estoy de baja médica para recuperarme anímicamente junto a mi familia, que ha vuelto a sufrir las consecuencias del linchamiento en prensa y redes sociales”.

Para Alejandro Hernández, “si desafortunadas han sido las publicaciones precedentes, el escrito que ha hecho público este miércoles lo es más todavía”. Ha indicado que evidentemente no es satisfactoria una explicación en la que se dice que se han dejado las publicaciones en redes sociales “en manos de un inconsciente, lo que es algo que denota una grave irresponsabilidad”.