Zapatero aboga por “estudiar” indultos para los presos independentistas

El expresidente del Gobierno, que habló con Junqueras antes del juicio, desea "una sentencia para recuperar la necesaria convivencia"

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha desvelado este martes que mantuvo una breve conversación telefónica con el líder de ERC, Oriol Junqueras, encausado por el 1-O antes del inicio del juicio, en la que éste solicitó que defendieran la vía del diálogo. Zapatero, en una entrevista en RAC1, se ha mostrado además abierto a la posibilidad de que se pueda estudiar indultar a los presos independentisas si hay una sentencia condenatoria. “Estoy a favor de que se estudie si lo piden”, ha subrayado.

Zapatero ha dado a conocer en  la entrevista la breve conversación telefónica con Junqueras antes del inicio del juicio del ‘procés’ en el Tribunal Supremo, aunque no ha aportado más detalles concretos, por ejemplo sobre si el contacto se produjo cuando el líder independentista estaba ingresado en la prisión catalana de Lledoners o en la madrileña de Soto del Real.

Sí ha concretado que la conversación telefónica duró apenas un minuto, en la que el presidente de ERC le transmitió su apuesta por el diálogo para solucionar la crisis catalana, y en la que pidió que “defendiéramos la vía del diálogo”.

Preguntado si informó de esta conversación al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha dicho: “Creo que sí, pero no directamente”.

En cambio, Zapatero ha explicado que no ha hablado con el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, aunque ha precisado que “tenemos algún amigo muy común y alguna vez me ha dirigido algún mensaje”, y opina que la situación de éste puede ser “más complicada de gestionar” que la de los presos.

El expresidente del Gobierno se ha definido como un “militante del diálogo y del entendimiento con Cataluña” y, en esta tesitura, ha defendido que solo en un “contexto de diálogo podemos alumbrar soluciones” para el conflicto catalán. “Tengo ganas de dialogar”, ha enfatizado.

Por ello, se ha mostrado dispuesto a participar en un “debate público” sobre Cataluña, para la que apuesta por una “relación renovada”, y ha pedido así a los partidos independentistas que “no implementen un plan de acción independentista”.

En este contexto, ha admitido que la sentencia del Supremo sobre el juicio del ‘procés’ será “decisiva”, y ha pedido recibir el fallo del tribunal con “racionalidad” para “no comprometer el diálogo”.

“Deseo, respetando al Tribunal Supremo, una sentencia que nos permita recuperar la necesaria y saludable convivencia“, ha dicho.

Sin embargo, ha rechazado una vez más un referéndum de autodeterminación para Cataluña porque, a su juicio, sería una “salida falsa”. “La democracia es convivencia, no es contarse, es acordar”, ha argumentado.

La investidura

Por otro lado, y ya en clave nacional, Zapatero ha descartado este martes una repetición de las elecciones generales y, de cara a eventuales apoyos para la investidura, ha recordado que los partidos independentistas forman parte del Congreso. En un contexto en el que el presidente del Gobierno en funciones mantiene contactos para su investidura, Zapatero ha considerado que éste “tiene capacidad para sumar apoyos diferentes”.

Preguntado si ve con buenos ojos un eventual apoyo de los independentistas, Zapatero ha señalado que se trata de partidos que “forman parte del arco parlamentario” y que, en algunos temas, “puede haber aproximación y acuerdo”.

El expresidente del Gobierno se ha referido asimismo a la crisis de Ciudadanos, y ha afirmado que no “le sorprende en absoluto”. “Para mantener un partido político, hay que tener unas profundas raíces y un armazón ideológico, y los partidos tienen perspectivas de futuro cuando tienen que tomar decisiones difíciles”, ha argumentado.

En este sentido, ha afirmado que cuando la Ejecutiva de Ciudadanos decidió no negociar con el PSOE alegando que estaba “casi fuera de los parámetros constitucionales” y en paralelo llegaba acuerdos con Vox, comenzó el “declive” de la formación naranja. “Supone una falta de visión”, ha resaltado.

Zapatero ha asegurado que siempre percibió al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, como una “persona de derechas, de derechas”, es decir, “conservador”.

Además, ha afirmado que el expresidente del Gobierno y exlíder del PP Mariano Rajoy “parece un centrista” con el giro que ha dado la formación que ahora lidera Pablo Casado.