Gran recibimiento a la selección femenina a su llegada a España tras su histórica actuación en el Mundial

Un centenar de aficionados y numerosos medios de comunicación recibieron con aplausos a la selección española femenina de fútbol, a su llegada este martes a Madrid, tras caer ante Estados Unidos, en los octavos de final del Mundial de Francia.

El grueso de la expedición, al frente del cual estaba el presidente de la Federación Española, Luis Rubiales, llegó al madrileño aeropuerto Adolfo Suárez de Barajas, en tanto que otras integrantes se desplazaron desde tierras francesas a Barcelona y Baleares.

A su aparición en la sala principal del aeropuerto, tras la pertinente recogida de equipajes, las internacionales españolas se vieron sorprendidas por el centenar de aficionados que las esperaban y que no dudaron en aplaudirlas y “agradecerlas” por el buen papel realizado en la cita mundialista.

Y es que las discípulas de Jorge Vilda llegaron a unos octavos de final que es ya el mejor resultado de la selección femenina en un mundial, además ente una vigente campeona Estados Unidos, que precisó de dos penas máximas.

Los aficionados, que portaban banderas, pancartas y globos de helio, jalearon a la comitiva, lo que levantó la alegría en el grupo y que algunas jugadoras se hiciesen fotos con los presentes.

La centrocampista de la selección española Amanda Sampedro se mostró un tanto sorprendida por la expectación levantada con el regreso del equipo pese a su eliminación este lunes en los octavos de final del Mundial de Francia tras “mirar a la cara a la mejor del mundo”, y celebró que todo sirve para que “muchas niñas y muchos niños” puedan tenerlas como “referentes”.

Sorprende“, señaló Sampedro en el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid-Barajas ante la gran cantidad de medios congregados para su regreso de Francia de este martes. “No sabíamos que había tanta expectación porque allí estábamos en una burbuja y concentradas en los entrenamientos y en los partidos, no sabíamos que no esperaba esto“, añadió.

La madrileña recordó que ya tenían claro que esta Copa del Mundo iba a “marcar un punto de inflexión a nivel social y de medios”, después de las buenas audiencias que han tenido sus partidos. “Lo bonito y con lo que nos quedamos es que muchas niñas y muchos niños nos pueden ver como referentes y que mucha gente nos ha visto por la tele”, subrayó.

“Le jugamos a la mejor selección del mundo de tú a tú y fue una pena que se nos escapase por un pequeño detalle, pero no fuimos con cabeza alta y esto nos sirve para aprender. En lo único que pensamos es que hemos cumplido el objetivo de haber vuelto como mejor equipo y ya sólo pensamos en el Europeo”, remarcó la jugadora del Atlético de Madrid.

De todos modos, confesó que daba “rabia” la eliminación y la forma en a que se produjo. “Queríamos estar en cuartos y dimos la cara ante la mismísima campeona del mundo y para mí la mejor selección del Mundial. Da rabia porque el penalti fue un poco dudoso, parece que hasta ellas lo reconocen, pero así es el fútbol y ahora toca recargar pilas y desconectar”, admitió.

“Las sensaciones son buenas porque cuando miras a la cara a una selección como la de Estados Unidos dice mucho del equipo que hay. Nos queda un sabor agridulce porque dominamos en algunas ocasiones, también fuimos sometidas, pero hicimos un gran esfuerzo y un gran Mundial. Se nos queda la espinita de que podríamos haber estado todavía hoy allí”, sentenció.

“Un antes y un después”

El seleccionador nacional Jorge Vilda recalcó “el antes y después” que vivirá el fútbol femenino con la actuación realizada en el Mundial de Francia que ha provocado que las internacionales sean “conocidas y reconocidas” y demandó que esto “continúe para que no sea flor de un día”

“Creo que ha habido antes y después de este Mundial, sobre todo por la difusión en los medios y por la progresión que hemos visto. Hemos competido bien y plantado cara a las mejores, y aunque no hemos tenido la suerte de poder pasar, es una buena noticia que el fútbol femenino esté donde está ahora“, señaló Vilda este martes ante los medios congregados en el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid-Barajas.

El madrileño confesó que, “de momento”, continúan “con la digestión” de la derrota ante las estadounidenses. “Pensamos que merecimos más y que en algún momento fuimos superiores a la mejor del mundo, y es una buena noticia haber competido y rendido a ese nivel”, remarcó.

Sobre las buenas suficiencias televisivas, el preparador del combinado nacional cree que constata que “al final la gente se está volcando con el fútbol femenino”. “Ya no es una moda, es una realidad y una bola que no hay quien la pare. Lo que hacen estas jugadoras y estas mujeres es de admirar, ya son conocidas y reconocidas por todos”, advirtió.

“Se han dado pasos muy importantes. Fuimos con el firme objetivo de ser mejor selección y volvemos siendo mucho mejores, con jugadores con más experiencia en el Mundial y eso te dice que el futuro va ser muy bueno por lo que hacemos ahora, lo que viene de abajo y el trabajo que se está haciendo en la RFEF. Por el nivel de rendimiento, competitivo y de seguimiento, esto ha crecido de forma exponencial y queremos que se continúe y que no sea flor de un día”, prosiguió.

En este sentido, vería positivo una entrada del Real Madrid. “Si finalmente se confirma sería una gran noticia porque que se unan equipos de la enjundia del Real Madrid va a ser muy bueno para todos”, subrayó el seleccionador.

Vilda reconoció que daba “rabia” la forma en la que cayeron ante la actual campeona, por ese discutido penalti de Virginia Torrecilla. “Lo teníamos bastante controlado, incluso creo que teníamos más opciones en los últimos minutos y teníamos todavía tres cambios para la prórroga. Teníamos muchas opciones de pasar, pero al final pasan ellas son las favoritas y las candidatas al título”, expresó.