Iglesias rechaza a Sánchez y se acerca la repetición electoral

La política española está patas arriba en todos los frentes. Pablo Iglesias insiste en entrar en el Gobierno de Sánchez, lo que aumenta el riesgo de la repetición electoral y ello refuerza la estrategia de Albert Rivera de mantener su ‘no’ a la investidura de Sánchez para no favorecer al PP en el flanco del centro derecha. Y a la vez Vox sigue bloqueando los pactos con PP y Cs en el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, autonomía está última que se acerca a otra repetición electoral.

Y es en estas circunstancias en las que el diputado y portavoz económico de Cs Tony Roldán, un joven político del segundo nivel de Cs, que parece que quería ser ministro en una coalición PSOE-Cs, anuncia su dimisión de diputado y su marcha del partido acusando a Rivera de ‘vestirse de azul, girar a la derecha y dañar a España’. Y todo ello con un falso y pomposo discurso de elogios a Cs y con dos puñaladas a Rivera y Cs, como si él fuera Churchill y su marcha fuera a cambiar el rumbo de las cosas.

Está claro que Roldán tiene mucha ambición y poca cabeza y no entiende lo que está pasando en España ni en Madrid y confunde PSOE con Sánchez. Y quiere que Cs entregue el poder a Sánchez, después de: su moción de censura al ‘Frankenstein’ con Iglesias, Puigdemont, Junqueras y Otegui; de los pactos de Sánchez con Torra con ‘relator’ incluido; la cesión del PSOE del Parlamento de Navarra a PNV y Bildu; y de su pacto en Baleares con los soberanistas de las islas.

La noticia importante del día no es la marcha de Roldán sino la ruptura de Iglesias con Sánchez y la amenaza del PNV contra la presencia de Podemos en el Gobierno. Lo que nos conduce a la repetición electoral porque nadie, ni Iglesias, ni Rivera ni Casado quieren pactar con Sánchez y eso hace que su victoria electoral del pasado 28-A no le sirva para gobernar.

Y si atendemos a las últimas encuestas sobre la intención de voto nacional veremos que, aunque suben algo PSOE (en detrimento de Podemos) y PP (por la caída de Vox), el mapa político español seguirá como está y sin que Sánchez pueda lograr la investidura lo que sin duda llevaría a la conclusión de que Sánchez forma parte destacada del problema para la estabilidad. Pablo Sebastián